Reuters.- La demanda global de oro cayó a su menor nivel en 11 años en 2020 debido a que la pandemia de Covid-19 trastornó al mercado, lo que causó un enorme acopio de inventarios por parte de inversionistas pero derrumbó las ventas de joyerías y bancos centrales, indicó este jueves un reporte de la industria.

La pandemia también transformó la geografía de las operaciones del lingote, sacando oro desde Asia, donde la mayoría del metal se vende como joyas, y llevándolo a Europa y Estados Unidos, donde los inversionistas son los consumidores dominantes.

También hizo subir el valor del oro un 25% en 2020, debido a que los inversionistas tienen un impacto mucho mayor sobre los precios que el mercado de las joyas.

La demanda global de oro cayó a 3,759.6 toneladas el año pasado, una baja de 14% respecto a 2019 y el primer año que no supera las 4,000 toneladas desde 2009, apuntó el Consejo Mundial del Oro (WGC, por su sigla en inglés) en su más reciente reporte trimestral.

El año terminó con una nota débil, con la demanda desde octubre a diciembre en 783.4 toneladas, una caída interanual de 28% y el nivel más bajo para cualquier trimestre desde 2008, detalló el WGC.

El oro es usado tradicionalmente como un refugio seguro de valor y los inversionistas compraron 1,773.2 toneladas el año pasado, 40% más que en 2019 y la cifra más alta para cualquier año en los registros.

A los precios actuales de alrededor de 1,850 dólares la onza, ese oro vale unos 100,000 millones de dólares.

Los fondos que cotizan en bolsa (ETF, por su sigla en inglés) y que tienen oro para grandes inversionistas sumaron un récord de 877.1 toneladas a sus inventarios, pero esos flujos de entrada se revirtieron a fines de año debido a que el dinero volvió a activos que se benefician del crecimiento económico.

La demanda por barras y monedas de oro compradas por inversionistas minoristas ganó fuerza hacia fines de año, llevando las compras anuales a 896.1 toneladas, un alza de 3% frente a 2019.

El consumo de oro por joyerías -que suele ser una de las mayores fuentes de demanda, dominada por China e India- cayó a 1,411.6 toneladas debido a que las cuarentenas por el Covid-19 forzaron el cierre de tiendas y dejaron a muchas personas sin trabajo, mientras que los precios más altos también frenaron el interés de los compradores.

Eso fue 34% menor que en 2019 y el total anual más bajo en los registros, aunque la demanda revivió a fin de año, dijo el WGC.

Los bancos centrales, además, compraron 273 toneladas de oro en 2020, 59% menos que en 2019, con una fuerte caída de las adquisiciones en la segunda mitad del año.

Los suministros de oro disminuyeron 4% a 4,633 toneladas el año pasado, debido a que la pandemia interrumpió la actividad minera, señaló el WGC.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

banxico subasta
Banxico ve necesario atraer inversión para recuperación económica
Por

Banxico indicó que para la reactivación económica es necesario atraer mayor inversión y reducir la incertidumbre interna...