La actividad económica de Costa Rica tuvo un crecimiento interanual de 2.5% durante el mes de septiembre 2018, pero sufrió una disminución de 0.3% comparándolo con agosto del mismo año y de 0.6% al de septiembre de 2017, según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

La tasa de crecimiento en los nueve meses de este año se ubicó en 3%, mientras que la tasa de variación acumulada de los últimos doce meses fue de 3.1%.

La desaceleración observada reflejó el efecto sobre la actividad económica de condicionantes tanto de demanda interna y externa, así como efectos coyunturales sobre la oferta.

La demanda destacó la moderación en el crecimiento del crédito al sector privado ante los incrementos en la incertidumbre al no encontrarse solución al problema estructural de las finanzas públicas.

La crisis política social y económica en Nicaragua dificultades para el tránsito hacia el resto de Centroamérica de los bienes exportados y bajo la demanda de bienes exportados al país liderado por Daniel Ortega.

Coyunturalmente, la actividad económica de septiembre mostró los efectos de las protestas de algunas organizaciones sindicales en oposición al Proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, iniciado en septiembre.

Once de quince actividades registradas en el IMAE mostraron una desaceleración en el crecimiento respecto a hace un año las cuáles son:

  • Servicios de enseñanza y salud reportó una contracción de 3.4%, lo que significó una desaceleración de 6.3%, por el impacto negativo del movimiento de huelga costarricense, y que paralizó parcialmente los centros educativos y en los servicios de salud.
  • Servicios empresariales aumentaron a 7.6%, incrementando 0.6 puntos porcentuales desde setiembre 2017. Estos servicios, luego de mostrar variaciones de dos dígitos comenzaron a desacelerar desde el segundo trimestre de 2016, por menor demanda interna.
  • Servicios de administración pública tuvo una disminución de 1.1%, por la huelga del país.
  • Agricultura, silvicultura y pesca crecieron 2.1%, debido a la producción de bienes para consumo doméstico como frijol, cebolla, mango y naranja. La moderación esta actividad se dio por el mercado externo que tuvo un crecimiento de 1.2% en septiembre 2018 contra 9.1% del mismo mes en 2017.
  • Manufactura reportó un aumento de 1.8%, resultado que combinó los efectos de la moderación en la actividad productiva de las empresas adscritas a los regímenes especiales, y la reducción de la producción de las empresas del régimen definitivo, afectadas por la situación política de Nicaragua y por la huelga de septiembre.
  • La industria de la construcción tuvo un despunte de 11.6% y mantuvo el dinamismo observado desde abril por proyectos no residenciales, que compensó la menor ejecución de obras con destino público, relacionadas con el fideicomiso de infraestructura universitaria y por la menor actividad constructiva de la Terminal de Contenedores de Moín.
  • El comercio registró desaceleración, influida tanto por el comportamiento en la comercialización de bienes de consumo como aparatos eléctricos y vehículos, como por el impacto de las protestas en contra de la reforma fiscal.
  • Las actividades de servicios presentaron una variación interanual de 1.1%; inferior en 3.2% respecto al crecimiento registrado en setiembre 2017, lo cual se debió principalmente a la caída de 3.4% en los servicios de salud y enseñanza y a la pérdida de dinamismo de los servicios empresariales.

Te puede interesar: Panamá analizará tecnología digital en gobiernos en Latinoamérica

El crecimiento de la actividad económica de Costa Rica se debió por los siguientes factores:

Las actividades financieras y de seguros crecieron 4.4%, lo que significó 2.1 puntos menos comparado con el mismo periodo de 2017, por menor demanda de los hogares y empresas no financieras, lo cual se manifestó en la desaceleración del crédito del sistema financiero al sector privado, principalmente en los rubros de consumo, vivienda y comercio.

Lo anterior fue atenuado por el aumento en el ingreso por comisiones por el uso de tarjetas de crédito y cambio de moneda, así como el servicio de captación de fondos a muy corto plazo.

Las actividades de Información y comunicaciones en Costa Rica aumentaron 5.1%, principalmente por los servicios relacionados con la programación y consultoría informática, así como los servicios de telefonía celular e internet.

Otras actividades de servicios incrementaron 5.5%, donde destacó, por su aporte a la tasa de variación, los servicios de entretenimiento, así como las actividades de organizaciones que representan los intereses de grupos especiales.

Transporte y almacenamiento en Costa Rica creció 2.9%, por lo que presentó una desaceleración del 2.2% por menor intercambio de mercancías con el resto el mundo.

 

Siguientes artículos

5 claves de la XXVI Cumbre Iberoamericana
Por

En esta edición reunirá a 17 Jefes de Estado y de Gobierno, numerosos cancilleres, y más de 40 observadores. La reunión...