A pesar de que la cadena alimentaria aún se mantiene activa en México, es posible que en un futuro cercano se viva un escenario de “shock” en la demanda de alimentos básicos por un impacto en los ingresos y a la economía, así como el cierre de restaurantes, hoteles y de otros comercios debido a la pandemia del coronavirus covid-19, de acuerdo con especialistas del sector agrícola.

Es probable que se disminuya la producción, pero todavía no advertimos ese descenso, vemos que podemos tener algún impacto en producción de cultivos, sobre todo por el tema de restricciones al transporte y medidas de cuarentena. Otro efecto que podríamos tener es la escasez en la fuerza de trabajo para alterar la producción, en términos de la demanda parece ser que ese es el gran problema así bien la demanda de alimentos por lo general es inelástica y su efecto en el consumo puede ser limitado, lo cierto es que productos como la leche, hortalizas o frutas, pueden verse significativamente disminuidas”, dijo Lina Pohl, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés.

Pohl agregó, durante su participación en la conferencia de prensa virtual organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que este cambio en la demanda puede venir por el lado del impacto a los ingresos y a la economía que se va a vivir en estos momentos y señaló al tipo de cambio como otro de los factores de riesgo.

“El tipo de cambio es otro de los grandes problemas, será bueno para los exportadores y malo para los importadores y para aquellos sectores que necesiten insumos para la producción”, añadió.

Esta disminución en los alimentos básicos tendrán como efecto secundario el  deterioro en la dieta de los mexicanos.

Cae demanda por cierre de comercios

Por su parte, Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultores Mexicanos Agrícolas (GCMA) dijo que México tiene seguridad alimentaria debido a que produce el 101.7% de sus alimentos, con una producción cercana a los 280 millones de toneladas en 2019 y en 2020, eso convierte al país en el noveno productor del mundo y el octavo exportador.

Sin embargo, coincide en que se presentaran problemas en la demanda, con el cierre de hoteles, restaurantes, comida rápida, taquerías y otros comercios, en todo el sector hortofrutícola, ya que se verá afectada en un 10 o 15%, explicó.

Lee: El coronavirus ‘abre paso’ a productores mexicanos de jitomate en EU

Vemos en la demanda que el sector hortofrutícola que los precios de tomate han caído 4%, también cayó el precio del aguacate y ha subido para el productor en 52% y al consumidor en un 37%, en el pecuario vemos una afectación en el ganadero porque se ha disminuido la demanda de carne y esto ha hecho que los precios de ganado en pie se disminuyan en 8%, pero los precios de carne en canal se han disminuido un 11%”, explicó.

La afectación más importante es la del sector del cerdo en pie, con una caída del 32%, habrá que tomar algunas medidas para que los productores puedan seguir siendo competitivos, señaló Anaya.

Dijo que la devaluación de la moneda, ha permitido que los excedentes que México tiene de carne de res y cerdo se exporten. “Las exportaciones en la  carne de res durante marzo crecieron 14% y en carne de cerdo 51%, sobre todo para China y Estados Unidos. En el caso de China hemos incrementado nuestras exportaciones de cerdo en más de 900% y en el caso de res a Estados Unidos un 5% por el cierre de plantas (por contagios de coronavirus)”, añadió.

Anaya delineó cinco puntos para apoyar a la economía de la agroindustria durante esta pandemia:

  • Mayores ingresos para las familias con mayor empleo, mantener a los trabajadores ante temas de sanidad para que no suceda como en Estados Unidos que no pueden ir los trabajadores al campo, se tiene que trabajar en temas sanitarios y de sana distancia.
  • Un financiamiento más agresivo de la banca de desarrollo y de la banca privada que permita pagos a largo tiempo y a tasas más competitivas.
  • Una pronto devolución del IVA para los los productores y empresas agroindustriales para darles mayor liquidez. La inversión en temas de sanidad e inocuidad es un bien público y de seguridad nacional y que no es negociable.
  • La apertura de mercados: que le ha dado una gran fortaleza al país, con una balanza superavitaria desde 2015. Por lo que deben de agilizarse trámites vía remota para el sector de carne de bovino y porcícola para  autorizar más plantas paraexportar lo que se quede en planta.
  • El anuncio de apoyo de socios comerciales de apoyo de 19,000 millones de dólares que se debe de analizar que no sea una competencia desleal para productores del país.

Lee también: La carne de res de México ‘rescatará’ el abasto en Estados Unidos

Liconsa mantiene pagos a pequeños productores

Por su parte, la Federación Mexicana de Lechería, que agrupa a más de 40,000 productores de leche en el país, informa que Liconsa mantiene los pagos a los pequeños productores sin importar los cambios en la demanda de los consumidores causados por el Covid-19.

“Sostener los pagos y garantizar la puntualidad de los mismos da certeza a nuestros productores en un momento en el que es indispensable unir fuerzas para responder a las vicisitudes causadas por el nuevo virus”, aseguró Vicente Gómez Cobo, presidente de Femeleche en un comunicado de prensa.

El comunicado señala que la Femeleche tiene conocimiento de productores que ya han hecho entrega de su documentación para independizarse de asociaciones lecheras en un intento por recibir el pago justo por su producto bajo el Precio de Garantía (8.20 pesos).

“Algunas sugerencias que hemos hecho llegar a la Sader consisten en la posibilidad de diferir a 24 mensualidades el pago del consumo de electricidad que los establos generarán en los próximos cuatro meses; un programa similar para diferir pagos de impuestos, como Seguro Social, Infonavit, ISR; y establecer un plan de retiro de excedentes a través del secado de leche de al menos dos millones de litros diarios”, señaló el titular de Femeleche.

Femeleche también busca desincentivar la importación de leche en polvo descremada a través de un IEPS a este producto, mismo que serviría para incrementar los ingresos del gobierno que se podrían traducir en apoyos al sector nacional.

banner telegram
 

Siguientes artículos

AMLO
López-Gatell ha hecho un buen trabajo en el manejo de la pandemia: AMLO
Por

Luego de la petición de renuncia del subsecretario de Salud de 9 gobernadores, López Obrador defendió la gestión de la p...