La popularidad del aguacate se ha observado especialmente en Estados Unidos, pero no es el único que tiene antojo de esta cremosa fruta; los países europeos también han adquirido un particular gusto por los aguacates

 

Por Ximena Peinado Fabregat

 

El aguacate, también conocido como el ‘oro verde’, ha tenido un apogeo alrededor del mundo como uno de los alimentos más populares y de moda que comer en el momento. Lo vemos en restaurantes, anuncios de publicidad y sobretodo, en las redes sociales. En la última década, las importaciones globales de aguacate han incrementado 171.97%, y su valor en el mercado global era de 9.29 millones en 2018. No obstante, este crecimiento exponencial no ha terminado, y no se prevé que lo haga pronto.

De acuerdo con Business Wire, el aguacate tendrá una tasa de crecimiento anual compuesto del 5.3 durante el periodo del 2019 al 2024.

La popularidad del aguacate se ha observado especialmente en Estados Unidos, en donde en ciertos eventos –como el Super Bowl– 100,000 toneladas de aguacate han sido consumidas en un sólo día. Pero el país americano no es el único que tiene antojo de  esta cremosa fruta; los países europeos también han adquirido un particular gusto por los aguacates. Las importaciones de este fruto en la Unión Europea se han multiplicado por 4 entre 2000 y 2017, y el valor total de la importación en la región fue de 319,000 millones de dólares en 2018 , según Tridge, un centro de abastecimiento global.

El auge del aguacate no fue accidental. La creciente demanda del fruto no sólo se deriva de su extraordinario sabor, sino también por ser una rica fuente natural de una gran variedad de componentes benéficos a la salud, lo cual es precisamente lo que se está buscando entre los consumidores modernos a causa de la inclinación que se ha tenido hacia el mantenimiento de un estilo de vida saludable.

Un 64% de la grasa en ellos es monoinsaturada, lo cual reduce las lipoproteínas de baja densidad (el colesterol malo); por lo tanto, el aguacate reduce el riesgo de los paros o colapsos cardíacos. Esta fruta también contiene un complejo de vitaminas y minerales que no son encontrados juntos frecuentemente en el mismo lugar. Entre estos se incluyen el ácido fólico y las vitaminas B6, C, E y K.

De la misma manera, estos frutos también son ricos en fibra y potasio, el cual reduce la presión sanguínea (de hecho contienen más potasio que los plátanos). Además de contar con todos estos beneficios, en los últimos años ha habido un brote en la popularidad de los sabores latinos, y especialmente el mexicano, haciendo así de los aguacates parte de la cultura global actual.

Lee: El aguacate en Wall Street

Foto: Pexels.

Europa y el aguacate

Hoy en día, Europa ya es el segundo mayor consumidor de aguacates en el mercado mundial. Los Países Bajos, Alemania, Francia, España y el Reino Unido son los cinco países principales que importan aguacates, siendo los primeros tres mencionados los que importan más a nivel global, antecedidos sólo por Estados Unidos.

Los Países Bajos son el segundo mayor importador de aguacates en el mundo. Sin embargo, cuatro de cada cinco aguacates que este país compra son enviados a otros países de Europa y Medio Oriente como Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Qatar. En cuanto al consumo, en el 2016 los países europeos que encabezaban la lista eran Dinamarca, Noruega, Países Bajos, Suecia y España. Mientras tanto, los consumidores del resto de Europa se han estado acostumbrando a comer el fruto con regularidad, lo cual indica un fuerte potencial de crecimiento.

Pero, ¿de dónde obtiene Europa todos sus aguacates? El mercado europeo del aguacate está basado mayormente en importaciones de América Latina, pero especialmente de México. De cada 10 aguacates producidos en el mundo, 3.3 se cultivan en México. Y de cada 10 aguacates consumidos en los Estados Unidos –el mayor mercado para este fruto– 8 son mexicanos, según el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA). Ha sido estimado que en tan sólo el año pasado 2.27 miles de millones de aguacates fueron cosechados en México, 3.8% más que en el 2018. De este volumen, el 56% fue dirigido a la exportación (6.3% más que el 2019). Estas transacciones representan 3.07 miles de millones de dólares sólo por el producto vendido al extranjero.

En México existen alrededor de 40,000 productores de aguacates, y en su mayoría estos están situados en Michoacán, el estado líder en la producción de aguacates en el país: 8 de cada 10 aguacates de México provienen de ahí. De estos mismos productores, algunos ofertan la fruta en su modalidad procesada, lo cual puede variar desde la pulpa del aguacate al guacamole. Uno de estos productores mexicanos es Guacamolito, una empresa socialmente responsable que hace pulpa de aguacate Hass con trozos, la cual es congelada y empaquetada por medio de un método de procesamiento de alta presión (HPP, por sus siglas en inglés).

El proceso HPP de alta tecnología garantiza la seguridad del puré sin afectar el sabor, extendiendo su vida útil durante dos años cuando está congelado; una vez descongelado correctamente (y siguiendo las indicaciones del empaquetado), la vida útil sin abrir es de hasta 5 semanas y de 3 a 4 días después de abrir la bolsa si se mantiene refrigerada.

Todos los proveedores de frutas de Guacamolito tienen una certificación emitida por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), la cual establece las pautas y estándares a seguir para la producción adecuada de la fruta. Esto es de crucial importancia, ya que el Ministerio de Planificación Urbana y Medio Ambiente de Michoacán estima que los cultivos ilegales de aguacate son de aproximadamente 20,000 hectáreas, y muchos de ellos se encuentran en áreas que anteriormente eran bosques o selvas.

“Nuestra pulpa recibe los tratamientos correctos, por lo que no pierde su valor nutricional; Se mantiene a temperaturas y condiciones de almacenamiento y manipulación adecuadas. Además, se utiliza un proceso efectivo para garantizar la seguridad del producto, con especial cuidado en la protección de las características fisicoquímicas y sensoriales de la pulpa ”, agrega Miguel Peinado González, CEO de Guacamolito.

Esta pulpa no solo está prácticamente intacta en términos de valor nutricional, sino también en sabor. Los aguacates que se usan para la pulpa se maduran de manera uniforme para que el sabor sea el mejor; excluyendo trozos que ya son viejos o que, por el contrario, les falte maduración, los cuales le quitarían su auténtico y delicioso sabor.

El empaquetado de Guacamolito también se creó de la mano de expectativas del consumidor. La pulpa viene en un formato de empaque transparente, ya que la apariencia del producto es un factor clave para que el producto sea considerado por los consumidores conscientes de su salud y bienestar.

El estudio “Avocado Market- Global Industry Analysis, Size, Share, Growth, Trends, and Forecast, 2018-2026” realizado por Transparency Market Research señaló que el valor global de la forma procesada del aguacate era de mil millones de dólares en 2017, y se esperaba que tuviera una tasa de crecimiento anual compuesta de 6.4%, lo que significa que para 2026 valdría 1.75 billones de dólares. Siguiendo esta línea, el puré de aguacate tuvo un valor de 176.3 millones de dólares en 2017, con una tasa compuesta anual de 6.8%. Como se puede ver claramente, el segmento de aguacate procesado está por presenciar tasas de crecimiento más rápidas en comparación con la creciente demanda de productos de aguacates listos para su consumo por sus beneficios a la salud.

Solo en Europa, las estadísticas son similares. En 2017, la fórmula procesada tenía un valor de 139.7 millones de dólares, con un 6.7% de tasa de crecimiento anual compuesto y un valor estimado de 248.1 para 2026. En cuanto a la pulpa, ésta tenía un valor de 24.3 millones de dólares en 2017 y un estimado de 44.1 millones de dólares para el 2026, lo que indica que tendría un crecimiento del 7.0%, el cual excede al crecimiento de los aceites de aguacate, guacamole e incluso aguacate crudo en todo el mercado europeo.

Luis Doporto Alejandre, fundador de Guacamolito, reconoce que la pulpa de aguacate tiene una gran oportunidad en los países europeos, por lo que planea ingresar al mercado del fruto en el continente por completo. “Invertiremos alrededor de 15 millones de dólares en los próximos tres años para cumplir nuestra misión: ser la compañía líder de pulpa de aguacate en Europa”, aseguró el fundador.

Sin embargo, los productores de aguacate han tenido últimamente una tarea problemática: hacerlo orgánico. A pesar de su alto costo, la modalidad orgánica es uno de los principales factores considerados al comprar aguacate en Europa, razón por la cual compañías como Guacamolito cuentan con la  opción de hacerlo ecológico y completamente libre de pesticidas, los cuales pueden generar niveles altos de contaminación en el ecosistema en donde toma lugar la cosecha.

Con la creciente demanda de aguacates los inversionistas, y quienes trabajan tanto en la industria alimentaria como restaurantera, deben  tener en cuenta las oportunidades de aventurarse en el mundo del aguacate y saber que hoy, más que nunca, es conveniente buscar opciones que satisfagan la demanda de los consumidores. Ya sea un aceite de aguacate para cocinar, guacamole para una reunión con los amigos o sólo un cremoso aguacate que puede agregar sabor a cualquier comida del día.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Industria automotriz
Industria automotriz pide ser considerada sector esencial en emergencia sanitaria
Por

El gobierno mexicano declaró el lunes la emergencia sanitaria tras alcanzar más de 1,000 infectados y 28 fallecidos por...