Reuters.- La Reserva Federal mantendrá abiertas las líneas de “swap” de dólares para nueve bancos centrales extranjeros de tamaño mediano hasta el 30 de septiembre de 2021, extendiendo un programa establecido al inicio de la pandemia de coronavirus para ayudar a aliviar la tensión financiera mundial.

La capacidad de intercambiar moneda extranjera por dólares en el banco central estadounidense está disponible permanentemente para el Banco Central Europeo y un puñado de otros bancos centrales importantes.

En marzo, cuando la pandemia planteó preocupaciones sobre la necesidad de financiamiento en dólares en todo el mundo, la Fed estableció acuerdos de canje de 60.000 millones de dólares con los bancos centrales de Australia, Brasil, Corea del Sur, México, Singapur y Suecia, y líneas de 30.000 millones de dólares con los bancos centrales de Dinamarca, Noruega y Nueva Zelanda.

También lee: Banxico coloca 655 mdd en subasta con uso de línea ‘swap’ de la Fed

La Fed también permitió que una lista aún más larga de bancos centrales obtuviera préstamos en dólares siempre que pudieran colocar bonos del Tesoro de Estados Unidos como garantía.

Las líneas de swap estuvieron entre las herramientas iniciales que la Fed implementó en marzo en medio de una serie de medidas de emergencia para combatir la pandemia.

A diferencia de algunos de sus programas de préstamos para empresas, que requerían la aprobación y el financiamiento del Departamento del Tesoro, las líneas de swap están bajo los poderes centrales de la Fed para mantener estables los mercados financieros.

Sigue la información de la Economía y Finanzas en nuestra sección especializada

Debido a que gran parte del comercio mundial y la deuda corporativa se realiza en la moneda estadounidense, el acceso a dólares es importante para evitar que las crisis temporales generen bancarrotas y lleven a países o regiones a la recesión. 

 

Siguientes artículos

comisiones bancarias
Sistema de pagos en México carece de competencia: Cofece
Por

Existen barreras que generan costos y requisitos anticompetitivos a la entrada de nuevos participantes en este mercado.