Greenpeace México obtuvo una suspensión temporal contra la política de confiabilidad publicada por la Secretaría de Energía (Sener) el pasado 16 de mayo.

El abogado de la organización medioambiental, Luis Miguel Cano, detalló en entrevista con Forbes México que el juez segundo en materia de competencia económica, Juan Pablo Gómez Fierro, concedió una suspensión temporal contra el acuerdo del gobierno autodenominado como la Cuarta Transformación (4T).

La dependencia encabezada por Rocío Nahle publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) su política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, operado por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), la cual limita temporalmente a las plantas privadas de energía solar y fotovoltaica.

Lee también: Acuerdo que afecta a empresas de energías renovables es temporal: Cenace

“Este es una acción judicial dentro de una estrategia mayor. Greenpeace tiene muy claro que no estamos defendiendo la posible celebración de contratos con empresas renovables en condiciones inadecuadas, y también tenemos muy claro que algunos proyectos de energías renovables pasan por encima de los derechos de personas y comunidades.

“No queremos que se nos responda que estamos defendiendo a las renovables a ciegas y como si fuera la panacea. Estamos defendiendo que sean tomadas en cuenta porque hay obligaciones constitucionales de respeto al medio ambiente”, declaró el abogado vía telefónica.

La medida durará al menos hasta el 4 de junio o antes si las autoridades energéticas obtienen un recurso legal que deje sin efectos la suspensión. En caso de que el juez otorgue la suspensión definitiva, esta será válida durante todo el juicio y tendrá que se respetada por el Cenace y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), incluso si no forman parte del juicio.

Revive el Foro Forbes Conecta; consulta aquí todas las ponencias

El representante legal de Greenpeace explico que, a diferencia de las suspensiones y amparos de la iniciativa privada para frenar los acuerdos de las autoridades energéticas, el organismo persigue el respeto de tres mandatos constitucionales derivados de la reforma energética del sexenio pasado que −considera− no toman en cuenta el Cenace ni la Sener.

El primero se refiere al concepto del respeto del desarrollo sustentable, pues los cambios constitucionales están supeditados al respeto a ese acuerdo, para que sea consistente con el cuidado del medio ambiente.

Otro punto que defiende Greenpeace es el uso de energías renovables para generar electricidad y reducir la emisión de contaminantes en el sector eléctrico.

“La política de confiabilidad de Sener y el acuerdo de Cenace, desde sus títulos, son notorios que no tomaron en cuenta este elemento”, expresó Cano.

El tercer pilar es el derecho a un medio ambiente sano estipulado en el artículo 4° de la Constitución mexicana, que permite su defensa incluso más allá de afectaciones de la población, sino el combate a la pobreza energética.

El abogado cita que en México hay 12 millones de hogares con pobreza energética, equivalente a 36.7% del total del los habitantes, según el Coneval.

No te pierdas: Energías renovables no son un mercado, son un atraco a la nación: Bartlett

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.