Incrementar un peso adicional del IEPS a bebidas saborizadas afectaría a los más pobres, dijo la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac).

De acuerdo con la Asociación, esto sería negativo para a la cadena de valor de toda la economía nacional en más de 13,000 millones de pesos.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

“Incrementando la pérdida de empleos en la economía en más de 20,000 puestos de trabajo, lo que se traduce en un impacto en el bienestar de millones de familias mexicanas“, dice un comunicado.

Un argumento que utiliza la Anprac es que no existe evidencia científica que confirme que el incremento de impuestos en las bebidas saborizadas contribuye de forma integral a mejorar los índices de sobrepeso y obesidad.

Es claro y evidente que el IEPS aplicado a bebidas saborizadas es un impuesto a los pobres, el 57% de lo recaudado lo han pagado los mexicanos con menos recursos, esto después de 6 años de múltiples análisis, de escuchar a académicos expertos, de seguimiento a dato”.

Es importante resaltar que las bebidas saborizadas tienen una doble tributación ya que además de pagar la cuota del IEPS, pagan también el 16% de Impuesto al Valor Agregado (IVA), sumando así una carga tributaria aproximada del 30%.

Te recomendamos: Hacienda actualiza el IEPS: esto pagarás de impuestos en gasolina, cigarros y refrescos

 

Siguientes artículos

México mantiene sus puertos abiertos al comercio marítimo
Por

La Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) apuntó que México se suma a lista de los 33 países que garantizan op...