Los programas de desarrollo social del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no serán suficientes para mitigar la pérdida de más 11.8 millones de empleos en el país desde que inició la pandemia por Covid-19. 

Además de la generación de empleo a través de programas de construcción de infraestructura no localizada, es indispensable que el gobierno federal apoye con transferencias de dinero directas a las personas que comprueben que perdieron su empleo durante esta crisis sanitaria, afirmó Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza

Te puede interesar: México tendrá una segunda oleada de desempleo, advierte Banco Base

“La estrategia gubernamental para la recuperación económica es una de las que menos recursos invierte a nivel internacional como proporción medida en su PIB, hemos insistido mucho  que para la recuperación económica la inversión no se puede tratar con microcréditos, sembrar árboles o grandes inversiones como Dos Bocas  o el Tren Maya, porque si generan empleo pero están concentradas”, advirtió Gómez Hermosillo. 

El “ingreso vital”, como se le nombra a este apoyo, tiene experiencia probada en otros países que están aplicando medidas de apoyo ante la pandemia.

Además tendría que ser equiparable al valor de la canasta básica alimentaria que asciende a 1,643.5 pesos.

Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que se perdieron un millón 113,000 empleos en sus registros desde marzo hasta junio de este año, se refiere a una parte de la fuerza de trabajo, sin tomar en cuenta a trabajadores del Estado e informales, recordó Gómez Hermosillo.

Sigue las noticias de la política mexicana en este enlace

En ese sentido, las estimaciones apuntan que hay casi 12 millones de personas que perdieron su empleo desde que inició la aplicación de las medidas de confinamiento en el país para tratar de contener la propagación de contagios por este coronavirus, advirtió Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. 

El organismo además señaló que la tasa de desempleo es de 33% en total 21 millones 600,000 personas  México no tienen trabajo, de las cuales 13 millones 800,000 se sumaron en el primer trimestre.

El especialista explicó que aunque la tasa de desocupación que anuncia el INEGI es del orden de 4.2%, esta no incluye a las personas disponibles para trabajar. 

“Es una parte del desempleo, personas que se quedaron sin trabajo y activamente están buscando trabajo. La población económicamente activa había 57 millones 300,000 personas, para mayo había 45.5 millones pero eso no se refleja a desocupados, se mide como la tasa de ‘disponibles’ porque no están buscando trabajo, evidentemente por la pandemia”.

Lee también: Urge aplanar la curva… pero de desempleo en México

Mujeres, las más afectadas 

Aunque las mujeres ocupaban uno de cada tres puestos de trabajo en el país, más de la mitad de los despidos recayeron en ellas durante este año, cifra que se disparó con el inicio de la pandemia por Covid-19 en México.   

De los aproximadamente 21.6 millones de personas que actualmente están desempleadas, 11.6 millones son mujeres, es decir 54% de los empleados que perdieron su empleo, advirtió.

Descarga gratis la edición impresa de julio de Forbes México 

 

Siguientes artículos

Kanye West presidencia de Estados Unidos
Kanye West continúa sus esfuerzos para ser candidato presidencial de EU
Por

El rapero se reunió recientemente con el asesor de la Casa Blanca mientras cotinúa sus esfuerzo para estar en la papelet...