La Asociación Nacional de la Industria Manufacturera de Estados Unidos (NAM, por su sigla en inglés) exigió al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se base en la lista de industrias esenciales de ese país para evitar un desabasto en la cadena de suministros de la región, en especial para aquellos indispensables para atender la emergencia sanitaria.

“Los manufactureros urgen a México a reconocer y corresponder, para los propósitos de determinar si una industria es designada como esencial y crítica, con la guía de la Agencia de Infraestructura de Seguridad y Ciberseguridad (CISA) estadounidense como un punto de partida hacia la máxima extensión posible.

“Con ello, México ayudará a asegurar que (a) la industria manufacturera de productos y componentes críticos y esenciales pueda continuar operaciones en el país y (b) la interrupción de las cadenas de suministro para la manufactura en Norteamérica se mantengan en el mínimo en este periodo crítico”, señala el documento.

Sigue la información de la economía y los negocios en Forbes México

En la lista de la autoridad estadounidense se contemplan algunas actividades para mantenimiento de vehículos de transporte y refacciones incluidas vehículos particulares, que en el listado mexicano no están precisados.

El 8 de abril, en una actualización al Acuerdo presentado el 31 de marzo por las autoridades federales, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se le encomienda mantener las actividades relacionadas con el mantenimiento de la flota vehicular, aunque la mención aparece en el apartado de autotransporte federal.

Desde la última semana de marzo, la industria automotriz anunció el cierre de las plantas al menos hasta mediados de abril como medida preventiva para reducir el riesgo de contagio de Covid-19 en su plantilla laboral.

También lee: Insumos de hospital de campaña para atender coronavirus, retenidos en frontera EU-México

La semana pasada, López Obrador reconoció que la industria automotriz, que tiene una alta integración regional, se reactivaría a la par que lo hiciera en Estados Unidos, lo cual se prevé para finales de abril; otros sectores, a diferencia, se mantienen a la expectativa de una instrucción general, misma que hasta este miércoles se mantiene para el 30 de abril, con posibilidades de ser extendida.

También en esa semana, el gobierno de Baja California ordenó el cierre de una planta en Tijuana de la empresa Smiths Medical, dedicada a la fabricación de partes para respiradores mecánicos, debido a su negativa a vender parte de la producción a México.

El gobernador de la entidad, Jaime Bonilla, alegó que si no colaboran con el gobierno mexicano y de Baja California, no se le puede considerar una actividad esencial.

 

Siguientes artículos

TMEC
T-MEC y Energía: Choque de ideologías
Por

Encontramos un choque de ideologías muy claro que, a su vez representan intenciones económicas y políticas divergentes d...