La economía de México crecerá apenas 1.9% en 2017, estimó Moody’s, por debajo de las expectativas del gobierno mexicano de entre 2 y 3%.

Este pronóstico ocurre después de que el 29 de septiembre la firma calificadora de riesgo crediticio señalara que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crecería el próximo año por encima de 2% pero por debajo de 3%.

El recorte al pronóstico de crecimiento se presenta mientras México enfrenta una crisis petrolera, una depreciación del peso superior a 50% desde que inició el sexenio. La estrecha relación con Estados Unidos y la reciente victoria presidencial del republicano Donald Trump, quien ha prometido renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, además de un muro fronterizo y la deportación de hasta 3 millones de migrantes son factores que han sumado volatilidad e incertidumbre sobre el futuro  económico de nuestro país.

PUBLICIDAD

También lee: Moody’s y Fitch advierten riesgos para México ante victoria de Trump

La inflación mexicana estará en 3.2% el año que viene, ligeramente por encima de la expectativa del Banco de México (Banxico) de 3%, de acuerdo con el reporte Perspectiva Global Macro 2017-18.

Estados Unidos crecerá a 2.2% según Moody’s, Europa desacelerará un poco a 1.3% y el Reino Unido tendrá un repunte de tan solo 1% en los próximos dos años.

A partir de los resultados del Brexit y las elecciones presidenciales en EU, Moody’s dijo que se ha vuelto evidente que los sentimientos antiglobalización y nacionalistas han ganado fuerza en el mundo y advirtió que puede haber un aumento en las tendencias proteccionistas en las economías avanzadas como Alemania, Países Bajos.

“Países como México, que están integrados a la cadena de abastecimiento estadounidense, son particularmente vulnerables ante el riesgo de deterioro en acuerdos comerciales”, detalló la calificadora.

Otros riesgos serían una desaceleración en China y el impacto por el alza de tasas de la Reserva Federal.

Entre los emergentes, Moody’s ve un crecimiento para Brasil de 0.9% en 2017 y 1.5% en 2018, tras dos años en recesión, con un hundimiento de -3.5% anual. Argentina también tendrá un buen momento con 3% el próximo año, aunque este 2016 cerrará con un PIB negativo de -1.5%. La perspectiva de crecimiento para emergentes será de 2.9% el año siguiente y lo mismo para 2018.

 

Siguientes artículos

El aprendiz de Carlos Slim que se convirtió en su competidor
Por

El actual presidente del gigante de telecomunicaciones estadounidense AT&T observó y aprendió la manera de hacer negocio...