A pesar de que las autoridades insistieron en que sí se alcanzaría, México incumplirá su meta de generación eléctrica con energías limpias para 2024, según cálculos de la Secretaría de Energía (Sener).

El Programa para el Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen) 2020-2034 estima que el objetivo se alcanzará un año después de que termine el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, y no como establece la legislación vigente.

Publicada en 2015 tras la reforma energética del priista Enrique Peña Nieto, la Ley de Transición Energética establece que la Sener fijará como meta una participación mínima de energías limpias en la generación de energía eléctrica del 25% para 2018; 30% para 2021 y del 35% para 2024.

Pero la dependencia que encabeza Rocío Nahle García señaló en el documento que la generación con fuentes limpias será “ligeramente superior” a las metas establecidas en la legislación hasta 2025.

Gráfica: Prodesen

Forbes México consultó a la Sener sobre el tema, pero no obtuvo respuesta.

La administración de López Obrador ha atacado constantemente la generación eléctrica del sector privado, especialmente a las plantas de energía renovable, por el supuesto riesgo de su intermitencia hacia el Sistema Eléctrico Nacional.

Los ataques directos los concentró la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cuyo director, Manuel Bartlett Díaz, las ha calificado como “caras”, al tiempo que ha denunciado que la compañía estatal las subsidia.

A partir de la emergencia sanitaria por Covid-19 en marzo de 2020, la Sener buscó limitar la participación de las centrales de energía limpia con una política de confiabilidad, desarticulada por la Suprema Corte en febrero de este año.

Aquí la historia: Así desarmó la Suprema Corte la política de Nahle contra las energías renovables

Tras su derrota legal, López Obrador contraatacó con una iniciativa de reforma eléctrica para priorizar el despacho de las plantas eléctricas de CFE, relegar a las plantas privadas de energías limpias, cancelar permisos de autoabasto eléctrico, así como eliminar la obligación de CFE a comprar luz de las subastas eléctricas derivadas de la reforma energética del priista Enrique Peña Nieto.

El 27 de marzo de 2015, México se comprometió ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para enfrentar el calentamiento global en una serie de medidas para mitigar emisiones contaminantes a nivel internacional.

Según el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero 2015, la generación de energía eléctrica es la segunda actividad con la mayor aportación en la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en México, solo por debajo del sector transporte.

El Programa emitido por Sener detalla la planeación anual, con un horizonte de quince años, alineado a la política energética nacional en materia de electricidad.

 

Siguientes artículos

wall-street-bolsas
¿Estamos a punto de repetir el colapso de la burbuja de los puntocom?
Por

Los nerviosos expertos del mercado están escuchando fuertes y claros ecos de la burbuja de las puntocom de los noventa.