El histórico acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) contendrá la sobreoferta de crudo que ha inundado al mercado mundial por la pandemia de coronavirus, pero al ser tan grande será insuficiente para impulsar el precio hacia un nivel más saludable.

Un día después de que 23 países, incluido México, decidieron quitar de golpe una producción 9.7 millones de barriles diarios a partir de mayo, el precio del petróleo no subió significativamente y terminó con resultados mixtos, incluso pérdidas.

Tras una tensa negociación que incluso involucró a Donald Trump, hasta el punto de asumir la tres cuartas partes del recorte productivo que México rechazó, las naciones del mundo celebraron la decisión ante una posible mejoría de precios.

Pero los recortes a la producción solo alcanzan para mantenerlos prácticamente sin cambios ante la destrucción de la demanda por las cuarentenas internacionales y restricciones de viajes que han golpeado fuertemente el consumo de combustibles.

El banco Goldman Sachs, uno de los más importantes del mundo, consideró el recorte petrolero más grande de la industria como “histórico pero insuficiente”.

Un día después del acuerdo, la mezcla de referencia de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), perdió 0.22% con un precio de 22.71 dólares por barril. mientras que el precio del referente europeo Brent incrementó 2.03% y cerró la sesión cotizando en 32.12 dólares por barril. La mezcla mexicana repunto 3.7% a 17 dólares por tonel. No obstante las pérdidas trimestrales en sus precios rebasan el 50%.

Una semana antes, los precios se hundieron a su nivel más bajo en 20 años. El petróleo mexicano se cotizó en 10 dólares por barril mientras el mercado internacional se inundaba ante la falta de de demanda, mientras que al inicio de 2020 cotizó por encima de los 55 dólares.

Existe una sobreoferta petrolera de 20 a 35 millones de barriles diarios, es decir, tres veces la producción que recortarán la OPEP y sus aliados, señaló la directora de análisis financiero de Banco Base, Gabriela Siller.

“Sin embargo, si los indicios de que el G20 se unirá con más recortes de hasta 10 millones de barriles adicionales son ciertos y toman un carácter oficial, entonces podemos esperar una recuperación relativa de los precios”, consideró la consultora Rystad Energy.

Además, la decisión de recortar la producción de petróleo no tendrá un impacto significativo en los precios mundiales del recurso, debido al número creciente de casos mundiales de coronavirus covid-19, especialmente en Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, consideró el analista de la plataforma de trading eToro, Nemo Qin.

Aunque los precios internacionales no reporten una pronta recuperación, la mezcla mexicana esta parcialmente protegida por coberturas petroleras, una especie de seguro en caso de que su precio promedio caiga por encima de las estimaciones de Hacienda, en el caso de 2020 de 49 dólares por barril, pero por posiciones defensivas de mercado, el gobierno ni Pemex precisan el número de barriles ni el precio de las coberturas.

El próximo miércoles 15 de abril, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien negoció el recorte petrolero de México ante OPEP, y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, acudirán a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador para brindar detalles del acuerdo y la estrategia del recorte.

Lee también: ¿Qué significa el histórico acuerdo petrolero de la OPEP+ y México?

 

Siguientes artículos

Covid-19
Suman 12 millones de contagios de Covid-19 en el mundo
Por

Según la OMS, el número de casos es el triple que el de las enfermedades graves por influenza registradas anualmente