Reuters.- El peso tendrá más dificultades de lo que se pensaba el próximo año, ya que su ventaja de tasas de interés sigue erosionándose con la postura cautelosa del Banco de México (Banxico) preocupado por los crecientes riesgos a la baja para la economía, mostró un sondeo de Reuters.

La moneda mexicana cayó el lunes a 20.8310 unidades por dólar, cerca de un mínimo de varios meses de octubre, luego de una contracción inesperada del Producto Interno Bruto del país en el tercer trimestre.

El peso se negociará a 20.80 unidades frente al dólar en 12 meses, prácticamente plano en comparación con su valor del martes, según el pronóstico medio de 15 analistas encuestados del 29 de octubre al 2 de noviembre.

Además, la proyección a un año fue 1.2% más baja que en el sondeo de octubre, su tercer empeoramiento mensual consecutivo. La moneda ha perdido un 4.5% frente al dólar este año, pero a corto plazo se prevé que suba a 20.17 a finales de enero.

“Luego de un alza de tasas sorpresiva en junio, Banxico ha impulsado una normalización gradual”, escribieron los estrategas de divisas de BBVA en un informe la semana pasada.

“A medida que otros bancos centrales de América Latina y los mercados emergentes suban las tasas más agresivamente, el atractivo relativo del carry (diferencial de tasas) del peso mexicano se desvanecerá”.

“Banxico también puede volverse menos agresivo en 2022, lo que pesa sobre el MXN en el mediano plazo … El crecimiento global positivo (aunque desacelerándose) respalda la demanda del MXN, pero la posibilidad de aversión al riesgo en el corto plazo está pesando sobre la moneda”.

Incluso antes de la publicación del PIB, el mercado preveía que Banxico ajustaría la tasa de interés de referencia en solo 100 puntos básicos a lo largo del próximo año a 5.75%, según otra encuesta de Reuters.

En el techo pronosticado de 5.75% el próximo año, la tasa habría aumentado solo 175 puntos básicos desde un mínimo del ciclo de alivio monetario de la pandemia a 4.0%.

Eso es un aumento mucho menor del costo de endeudamiento durante el mismo período que en Brasil, donde algunos analistas esperan un incremento más de 800 puntos básicos en la tasa de interés clave del banco central.

Si bien la inflación general de México está en 6.1%, el doble de la tasa objetivo del 3% de Banxico, el retroceso del crecimiento proporciona argumentos al ala moderada de la junta del banco central para mantener una política monetaria más relajada.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La previsión para el real brasileño se deterioró nuevamente, con su perspectiva a 12 meses debilitándose a 5.64 unidades por dólar. Eso se compara con 5.50 reales en el sondeo del mes pasado a pesar de un gran aumento de la tasa de interés. La moneda brasileña ha bajado un 8.6% en lo que va de 2021.

La decisión de la semana pasada del banco central de Brasil de subir la tasa clave en 150 puntos básicos sorprendió a muchos economistas que esperaban una respuesta más equilibrada al problema de alta inflación del país y ahora temen que la medida pueda llevar a la economía a una recesión. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Peso economia Pesos
Analistas elevan pronóstico de inflación y bajan PIB a 6%: sondeo Banxico
Por

Un sondeo de Banxico estima que el tipo de cambio será de 20.43 pesos por dólar al cierre del año y una inflación del 6....