Reuters.- El petróleo cerró este viernes con pocos cambios y registró su primer descenso semanal desde abril ante el aumento de los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos, avivando los temores de que una segunda ola del virus afecte la demanda de combustible.

El Brent cerró con un alza de 18 centavos a 38.73 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate bajó 8 centavos a 36.26 dólares por barril.

Ambos referenciales registraron caídas semanales de alrededor del 8%, la primera después de seis semanas de ganancias que han elevado los precios desde los mínimos que tocaron en abril.

Los miedos de que la pandemia pudiera estar lejos de haber terminado paralizaron el repunte del barril. Cerca de media decena de estados en Estados Unidos vieron un alza en las nuevas infecciones.

La OPEP+ recortó los suministros en 9.7 millones de barriles por día (bpd), alrededor del 10% de la demanda previa a la pandemia, y acordó el fin de semana pasado extender la reducción.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Etiquetado-alimentos
Gobierno federal aplaza hasta diciembre el nuevo etiquetado en productos
Por

El gobierno federal aplazó del 1 de octubre hasta el mes de diciembre la aplicación del nuevo etiquetado en alimentos y...