Durante el periodo enero-marzo, el PIB avanzó 2.5% a tasa anual en el primer trimestre, a un ritmo mayor que en el segundo, de sólo 2.2%.

 

La economía mexicana bajó su ritmo en el segundo trimestre y reportó un crecimiento de 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB) respecto al trimestre anterior y de 2.2% si se compara con el mismo periodo de 2014, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el periodo enero-marzo, el PIB avanzó 2.5% a tasa anual en el primer trimestre, a un ritmo mayor que en el segundo, de sólo 2.2%.

PUBLICIDAD

Si se compara el crecimiento respecto al primer cuarto del año, las actividades primarias (agricultura, pesca, minería, ganadería y explotación forestal) retrocedieron 1.6%, las secundarias (manufacturas) prácticamente no tuvieron avance y las terciarias (comercio y servicios) crecieron 0.9%.

Con respecto al segundo trimestre de 2014, las actividades terciarias fueron las que registraron mayor avance y crecieron 3.1%; las actividades primarias avanzaron 2.8% y las secundarias sólo 0.6%.

El gobierno mexicano tiene una previsión de crecimiento entre 2.2 y 3.2% para 2015. Más tarde, después de estos resultados, anunciará si hace cambios a su pronóstico.

 

Industria débil

Aunque el dato del PIB salió un poco mejor de lo esperado, los últimos indicadores sobre producción industrial sugerían una desaceleración más pronunciada.

La producción industrial de México creció 0.3% en junio tras caer 0.4% en mayo, reportó el Inegi.

La industria mexicana contribuyó con un exiguo 0.2% del crecimiento del PIB en el segundo trimestre, según cálculos de la consultora inglesa Capital Economics.

En mayo, la inversión fija bruta se redujo 0.9% respecto a abril debido a una caída en el gasto en el sector construcción de 1.1% y de 0.5% en maquinaria fija respecto al mes que le antecedió, reportó el Inegi.

En el segundo trimestre, las actividades secundarias, referentes a la manufactura, no crecieron respecto al periodo enero-marzo de este año.

La caída de los precios de petróleo y la producción golpearon a las exportaciones petroleras del país, que han llegado a caer hasta 44% en el primer semestre del año, según datos del Inegi.

Ayer miércoles, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció la contratación de las coberturas petroleras, con las que protegerán 212 millones de barriles de crudo a un precio de 49 dólares, pese a que la mezcla mexicana cerró hoy a un precio de 38.15 dólares por barril.

La caída de los precios internacionales del petróleo hizo que este año Hacienda contratara las coberturas a casi el doble del costo y casi a la mitad del precio respecto al año pasado.

El pasado 13 de noviembre, la dependencia anunció que blindaba el precio del barril a 79 dólares a un costo de 773 millones de dólares (10,527 millones de pesos al tipo de cambio de entonces).

Para este año, el costo de la contratación de coberturas ascendió a 1,090 millones de dólares (17,503 millones de pesos al tipo de cambio de hoy). Es decir, gastó 41% más.

 

Siguientes artículos

‘Club de Cuervos’: ¿una esperanza para las series mexicanas?
Por

Club de Cuervos, la primera serie mexicana original de Netflix, será el parteaguas para medir el cambio de los creativos...