La opinión de los altos mandos en la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) está dividida. ¿El motivo? La entrega de más áreas de exploración para Petróleos Mexicanos (Pemex) por parte del gobierno de México.

La Secretaría de Energía (Sener) pretende asignar 21 bloques más a la empresa productiva del Estado con el fin de aumentar sus reservas. Su primer paso fue solicitar una opinión técnica al regulador energético sobre tres áreas terrestres en la cuenca Tampico-Misantla, al norte del país: Xanati, Yuban y Chuyan.

Aunque la unidad de dictámenes de exploración determinó como favorable la opinión solicitada, los comisionados enfrentaron sus posturas, que culminaron en una apretada votación: dos en contra y tres a favor.

La dependencia encabezada por Rocío Nahle justificó que la política energética tiene como estrategia el rescate de Pemex para que vuelva a ser palanca del desarrollo nacional, y la entrega de las asignaciones es el mecanismo más adecuado para aumentar la producción, garantizar el abasto y contribuir al aumento de reservas.

Este choque de visiones fue el segundo que ocurrió esta misma semana, después de que la CNH aprobó la exploración de tres áreas en aguas profundas a la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza.

La comisionada Alma América se opuso al dictamen favorable porque las áreas contienen petróleo y gas lutita (recursos no convencionales) que requieren fractura hidráulica (fracking) —método rechazado por el presidente Andrés Manuel López Obrador por los daños ambientales derivados—. La funcionaria agregó que para incorporar reservas de este tipo es necesario perforar pozo y presentar planes de desarrollo, pero Pemex no pretende hacerlo en este sexenio.

“98% de los recursos prospectivos en estas áreas son 3,847 millones de barriles de petróleo crudo equivalente vienen de recursos no convencionales”, declaró Porres Luna.

El comisionado Néstor Martínez votó a favor, tras reconocer que la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP) tiene fortalezas en todas las áreas de exploración de hidrocarburos, incluidas las no convencionales, pues se trata de un potencial de 60.3 billones de barriles de petróleo crudo equivalente.

“Todo esto coadyuva a que Pemex pueda empezar a producir. Esto va en línea de la soberanía energética, de la garantía de abasto, que no es para mañana, sino a mediano y largo plazo”, expresó.

Héctor Moreira, representante de la Comisión, manifestó que existe una confusión sobre los plays no convencionales respecto a que todos requieren tecnología para fracking y no es así, pues se puede delimitar el volumen de petróleo y gas, y después elegir tecnología extracción más favorable para el medio ambiente.

“El primer paso es: ¿dónde está el recurso? Por eso yo voy a votar a favor. Es importante saber a qué estás renunciando antes de hacerlo”, expresó.

El comisionado Sergio Pimentel cuestionó la cláusula jurídica de excepcionalidad de la Ley de Hidrocarburos en que se basa Sener para entregar las áreas, al tiempo en que la dependencia restringe la licitación de más contratos petroleros y asociaciones de Pemex, además de la capacidad financiera de la petrolera más endeudada del mundo para cubrir los impuestos derivados de sus asignaciones, y votó en contra.

Lee también: Áreas ‘ociosas’ de Pemex le cuestan 200 mdp mensuales

“De otorgarle estas áreas a Pemex, serían 67 asignaciones, que de manera excepcional, le estaríamos dando a la empresa. Eso no es excepcional, lo que es excepcional es lo que se aparta de la regla general, lo poco común, lo que rara vez sucede. No debemos, en aras de aplicar una política energética, obviar el marco jurídico”, mencionó.

El presidente del regulador, Rogelio Hernández Cázares, señaló la contradicción de los miembros de la Comisión de pujar por más exploración en México, pero en el caso de Pemex, les parece incorrecto que ocurra, además de las suposiciones de su posible fracaso en extracción e inversión.

“Evidentemente, los comisionados Sergio y Alma América tienen sus motivos para votar en contra, pero me parece que algunos son suposiciones, y yo creo que se tiene que dar el beneficio de la duda. Nos corresponde votar a favor en contra como una opinión, pero quien tiene la facultad para dar las áreas es la Secretaría”, concluyó.

Estrategia más grande

Los campos Xanati, Yuban y Chuyan forman parte de una estrategia mayor de la Sener y Pemex, que pretenden aglutinar un total de 21 asignaciones en la provincias geológicas de Tampico- Misantla, Cuenca Macuspana, Veracruz y Salina de Istmo.

En los escenarios base para estas tres áreas, Pemex pretende evaluar un recurso prospectivo estimado en 404 millones de barriles de petróleo curdo equivalente, además de la incorporación de posibles reservas
de hasta 108 millones de barriles, con una inversión total de 538 millones de dólares.

La CNH adelantó que en septiembre Sener terminaría de entregar las 18 asignaciones restantes.

 

Siguientes artículos

peso finanzas públicas
Uso del fondo de emergencia vulnerará finanzas públicas: BBVA
Por

BBVA México señaló que el uso de recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios podría generar vulnera...