En el octavo mes del año, el Indicador Coincidente se ubicó por ligeramente debajo de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 99.9 puntos, publicó el Inegi.

 

En agosto, la economía mexicana siguió mostrando debilidad, aunque en los próximos meses podrían iniciar una ligera recuperación, de acuerdo con el sistema de indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el octavo mes del año, el Indicador Coincidente se ubicó por ligeramente debajo de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 99.9 puntos, 0.02 puntos menos respecto al mes anterior.

Mientras que el Indicador Adelantado tuvo una variación de 0.07 puntos con respecto a agosto.

El Indicador Coincidente refleja el estado general de la economía, mientras que el adelantado busca señalar anticipadamente la trayectoria del Coincidente.

La baja en el Indicador Coincidente se debe a las variaciones en sus componentes cíclicos, pues el de ventas netas al por menor en establecimientos comerciales y las importaciones se ubicaron en fase recesiva, mientras que el de personas aseguradas en el IMSS se posicionó en desaceleración.

Por parte del Indicador Adelantado, la tasa de interés interbancaria de equilibrio y el índice bursátil S&P 500 se localizaron en fase de expansión. En empleo en manufacturas, el indicador se ubicó en recuperación.

Por el contrario, los componentes del tipo de cambio real se ubicó en fase de desaceleración, mientras que las exportaciones no petroleras y el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) estaban en recesión.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas cierran con pérdidas
Por

El índice FTSEurofirst retrocedió un 0.23%, golpeado principalmente por los débiles datos trimestrales de automotrices y...