La Secretaría de Salud (Ssa) destinó solo el 5% del costo medico real en 2018 para atender algunas enfermedades asociadas al consumo del tabaco como las relacionadas con cáncer de pulmón, cardíacas y pulmonares, señaló este martes en una videoconferencia el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El costo médico está relacionado al monto que implica atender las enfermedades antes mencionadas que, según datos del CIEP, ascienden a 48,223 millones de pesos (mdp) y por otro lado, se encuentra el gasto que se destina el Gobierno a la atención de algunas enfermedades.

Fuente: CIEP

“En 2018 vimos el costo médico de atender del monto de 48,223mdp, la recaudación de ese mismo año fue de 41,452 mdp y si queremos conocer de cuanto fue el gasto en atención y prevención de algunas actividades de la Secretaría de Salud tenemos que son del orden de 2,441 mdp. Solo el 5% del costo médico real de algunas enfermedades asociadas al consumo de tabaco es lo que efectivamente se gastó por parte de la Ssa”, señaló Judith Gómez Gómez, coordinadora de Salud y Finanzas públicas del CIEP.

Lee: Philip Morris bloqueará la venta de sus cigarros en tiendas de conveniencia

Este monto incluye el programa de prevención y control de adicciones, así como la atención de Ssa en enfermedades de algunas enfermedades cardíacas.

La coordinadora señaló la gran diferencia que existe entre lo que costaría atender a la población y el gasto que se realiza, por lo que apuntó que una medida para disminuir esta brecha está en canalizar recursos provenientes del Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) a tabaco al gasto en salud.

Gómez aseguró que esto es posible legalmente, ya que se tiene un antecedente con el etiquetado que existió para bebidas saborizadas en 2014; sin embargo el detalle fue que en ese caso no se podía verificar la trazabilidad del gasto.

“Lo que exploramos es que una vía legal optima podría ser canalizar estos recursos por medio de la ley del IEPS donde se especificaría el destino del gasto pero también hacer tres aclaraciones en tres momentos distintos del ciclo presupuestario dentro de la Ley federal de Presupuestos de Responsabilidad Hacendaria para asegurar la trazabilidad de estos recursos y verificar que efectivamente las estimaciones de recaudación de IEPS se vean reflejadas en el presupuesto”, aseguró en la videoconferencia.

En México, el tabaco está grabado por el IVA y el IEPS; el IVA grava al tabaco, igual que a la mayoría de los productos y servicios en México, a una tasa del 16% sobre el precio de venta.

Los impuestos para los cigarros se aplicaron en 1981 a una tasa del 139% sobre el precio del productor con modificación.

En 2009, la tasa se cambio al 160% sobre el precio del producto y se ha mantenido hasta la fecha; sin embargo en 2010, a esta tasa del 160% sobre el precio del productor se le agregó un componente que es un monto que se paga por cigarro que inició en .04 pesos por cigarro, luego aumentó a 0.35 pesos en 2011 y en 2020 se incrementó en .4944 pesos por cigarro.

Lee también: Por Covid-19 también se acelera el comercio ilícito alrededor del mundo

“El IEPS se actualizó este año, después de mantenerse sin cambios en el 2011 hasta 2019 y lo que vemos en los datos más recientes a junio de 2020 es que  la recaudación en términos reales, es decir descontando la inflación, aumentó en 10% de 2019 20,750 mdp a 2020 23,530 mdp”, señaló por su parte AdriánGarcía, coordinador el Área de Ingresos del CIEP.

García apuntó que es difícil identificar cuánto de esta recaudación se debe a la actualización del impuesto y cuánto a otro factores, pero al parecer indica que sí hubo un impacto positivo en la recaudación de impuestos.

“Los hallazgos que tuvimos es que en el largo plazo la disminución en el consumo causada por el incremento en el impuesto se traduce en ahorros en el gasto de salud tanto en el sector público como en el privado y de gasto de bolsillo, y estos ahorros terminan siendo mayores que el desembolso inicial por el gasto extra por lo que a largo plazo la medida del impuesto termina siendo progresivo”, agregó.

De acuerdo con Héctor Villalobos, director del CIEP, el incremento de los recursos para el Instituto Nacional de Salud y Bienestar (Insabi) pueden incrementarse en casi 24% con respecto al presupuesto que traen este año si etiquetan estos recursos a través del IEPS.

“Creemos también que aquí se cierra una pinza importante, se esta usando un impuesto pigouviano para desincentivar consumo pero al mismo tiempo el etiquetado aumenta los recursos en salud, creemos que es importante rescatar el espíritu original de los IEPS, incluyendo esta parte resarcitoria, en lugar de que los recursos vayan a parar a una bolsa general, obviamente no es la intención dañar a la industria ni la actividad económica en el país sino es es una conciencia del daño del tabaquismo y de las necesidades de nuestro sistema de salud público”, señaló Villalobos.

También señaló que es importante insistir en ver cómo se utiliza el dinero pues en 2014 cuando el gobierno incrementó el IEPS a los refresco las exposición de motivos explicaba que el dinero iba a utilizarse para fondear un programa de instalaciones de bebedores, y solo un 4% lo utilizaron para el proyecto y después desapareció.

“Aquí hay algo que queda a deberse, otro punto es que no se trata de dañar al industria, en paralelo hay muchos que venden en la informalidad, también tenemos que explorar que se tiene que hacer ahí. Tenemos que revisar que se está proponiendo, como se deben de etiquetar, creemos que el sistema de salud necesita recursos y creo que el IEPS puede ser fundamental.  

Lee: Hacienda actualiza el IEPS: esto pagarás de impuestos en gasolina, cigarros y refrescos

El CIEP presentó una herramienta para que se puedan tomar decisiones de políticas públicas a través de una calculadora con la que puedan ingresar los datos sobre el costo del cigarro por el valor del IEPS.

Con el cálculo de 1.49 pesos por cigarro (que proponen incrementar) por el IEPS de 160%, la recaudación incrementaría de 43,705.9 mdp a 59,220.1 mdp; idealmente los recursos se distriburían en 17,481.1 mdp a entidades federativas y 41,739 mdp a Ssa.

Las ventas de cigarros disminuirían de 1,381.3 cajetillas a 1,132 cajetillas un -18.05% menos y el 77% del precio de la cajetilla serían impuestos, incluyendo IEPS e IVA, con un precio de la cajetilla que pasaría de 58.10 a 82.8.

“Por qué insistimos tanto en estos modelos de microsimulación, hay gente que tiene muy buenas ideas, pero si no es un especialista no necesariamente va a poder hablar con los números. La gran ventaja de usar microsimuladores fiscales es que las ideas de una persona pudiera tener se puede traducir en diferentes escenarios de finanzas publicas y eventualmente en política pública”, puntualiza Villalobos.

¿Qué tan grande es el problema del tabaquismo?

La Organización Mundial de la Salud estima que cada año fallecen 8 millones de personas con enfermedades relacionadas al tabaquismo, de las cuales 750,000 se encuentran en América Latina.

En México el 25% de los hombres y el 8% de las mujeres son fumadores, datos del Instituto Nacional de Salud Pública de 2017, con un total de que el 16% de la población es consumidora de cigarros.

El tabaquismo también representa una gran carga para los sistemas de salud de muchos sistemas del mundo, la OMS estima que en 2012 el gasto en salud mundial derivado de la atención para atender padecimientos relacionados al tabaquismo fue de 422,000 mdd.

“Si le sumamos lo que se pierde como productividad, es decir, el tiempo que las personas no pueden laborar debido a padecimientos relacionados al tabaquismo este costo se puede incrementar hasta 1,436 mil millones de dólares”, señaló García.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Inflación precios
Inflación de México se acelera casi al 4%; toca su mayor nivel en 14 meses
Por

Se trata de su medición más alta desde la primera mitad de junio de 2019, cuando fue de un 4.0%, el límite máximo del ra...