¿Será posible para las economías desarrolladas, como Japón, Estados Unidos y la Unión Europea lograr un aterrizaje con el retiro de todas las inyecciones de adrenalina que han recibido desde el 2009?

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Supóngase, usted, un Jet de miles de toneladas a propulsión lleno de cargamento tratando de viajar como un planeador, empujado tan sólo por el viento. ¿Resulta difícil, no?

Ahora, imaginemos una economía que ha sido inflada con millardos de dólares para mantenerse apenas a flote, tratando de mantenerse en vuelo con cada vez menor flujo de dinero.

¿Será posible para las economías desarrolladas, como Japón, Estados Unidos y la Unión Europea lograr un aterrizaje con el retiro de todas las inyecciones de adrenalina que han recibido desde el 2009?

La Reserva Federal de EU (Fed) está intentando realizar lo que en oportunidades anteriores resultó un fracaso: parar el QE (o imprenta de dinero), esta vez de una forma gradual durante una cantidad de meses pre-establecidos, para ver si la economía de EU es capaz de sustentarse por sí sola, olvidando que dicho mercado es completamente interdependiente de le economía mundial, que se encuentra en un frágil estado.

Tal como he mencionado en columnas anteriores, tengo serias dudas de que incluso terminen con el programa de estímulo o reviertan el curso, tratando de reacelerar la imprenta. Y es que en la economía de EU no puede lograr un soft landing (aterrizaje suave) después de la cantidad sideral de papel-dinero respaldo que circula por el sistema financiero. Es sólo cuestión de tiempo para que los mercados sufran el golpe del retiro de la inyección intravenosa para la Fed tenga una excusa para desdecirse.

Japón va en dirección contraria, tratando de evitar el bajón con cada vez mayor propulsión, y Europa ya está calentando motores.

El retiro del estímulo está causando un alza de las tasas de interés en EU y una consiguiente apreciación del dólar, fórmula mortal para dicho país que ha venido pagando su deuda mediante la sistemática depreciación de su moneda.

Parece un buen momento para comprar renta fija de mediana duración en dólares (y alta calidad), ya que seguramente su reciente baja de precios será revertida en el corto plazo. EU no puede lograr un aterrizaje suave con un fuselaje tan pesado.

 

 

Contacto:

Facebook

Twitter: @ethanmichaly

www.ethanmichaly.com

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Arte y filantropía millonaria en América
Por

Dos importantes mecenas latinoamericanos destacan este 2014 por la inauguración de dos museos: el Museo Fundación Jumex...