Reuters.- El Banco Central Europeo (BCE) debería cerrar las compuertas de sus compras mensuales de activos en septiembre del próximo año, de acuerdo con una mayoría de economistas sondeados por Reuters, aunque se mostraron divididos sobre si realmente lo hará.

La mayoría piensa que se detendrá para fines del próximo año, al tiempo que unos pocos dijeron que eso ocurriría solo para mediados de 2019.

Un corte de las compras de activos estaría en línea con la política de otros bancos centrales que ajustan la estrategia monetaria pese a que la inflación sigue bastante debajo de sus metas y en general mantendrán ese enfoque en 2018.

La última encuesta a más de 65 economistas, relevada del 24 al 29 de noviembre, también subraya la confianza en la economía de la zona euro, pues predijeron que la mejora actual continuará el próximo año, incluso cuando no se aguarda un repunte significativo de la inflación.

PUBLICIDAD

Como el crecimiento económico en el bloque monetario marcará su mejor año en una década, el BCE anunció en octubre una reducción de sus compras mensuales de bonos a 30,000 millones de euros empezando a partir de enero hasta septiembre. Actualmente adquiere títulos por un valor de 60,000 millones de euros cada mes.

Si bien el banco central dejó la puerta abierta para una extensión más allá de septiembre, los integrantes del Consejo de Gobierno estaban divididos sobre esa opinión, de acuerdo con las minutas de la reunión de octubre divulgadas la semana pasada.

De un total de 52 economistas que respondieron una pregunta adicional, 34 contestaron que el BCE “debería” cerrar su programa de alivio cuantitativo en septiembre.

Si bien 52 de 60 economistas que respondieron otra pregunta anticipan que el banco central detendrá su impresión de dinero para fines del próximo año, se mostraron divididos sobre si eso ocurriría efectivamente en septiembre. Solo un puñado de encuestados previó que el BCE extenderá las compras de bonos más allá del próximo año.

“El Banco ha declarado que sus adquisiciones no terminarán abruptamente, por lo que parar en seco en septiembre causaría inestabilidad en los mercados financieros”, dijo Jennifer McKeown, economista para Europa de Capital Economics. “La decisión de poner fin en septiembre es posible pero debería ser avisada con mucha anticipación”.

 

Siguientes artículos

dolar-tipo-de-cambio
Dólar repunta por apuestas sobre decisión monetaria de la Fed
Por

El índice dólar trepaba un 0.2%, a 93.36, pero cedía un 1.2% en noviembre, su mayor declive en cuatro meses.