Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

En 43 años como empresario, Sergio Argüelles ha sido testigo de varias crisis económicas y políticas, pero de una cosa está seguro: siempre existen sectores que son resilientes y apuntalan las recuperaciones.

Su empresa, Finsa, nació en 1977, en Matamoros, Tamaulipas, en la antesala del florecimiento de la industria manufacturera en el norte del país.

“Hemos logrado abarcar práctica- mente toda la República Mexicana con desarrollos sustentables de primera generación. Tenemos ahorita 25 parques industriales y 66 diferentes ubicaciones nacionales e internacionales. En distintos tiempos de nuestra historia, llegamos a vivir diferentes crisis, tanto económicas como políticas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Afortunadamente, haber vivido las crisis de 1982 y 2008 nos hizo darnos cuenta de que nuestro merca-do era bastante resiliente, un mercado probado, un mercado que resiste las crisis financieras y políticas. Después de haber visto varias crisis, sí estamos preocupados, por no decir otra cosa”, explica.

El directivo afirma que la capacidad de reacción de la gente que trabaja en las manufacturas, que representa mano de obra capacitada probada, es una de las principales fortalezas que ha permitido que su sector se mantenga a flote.

Lo que hizo exitoso el programa de la industria maquiladora en México, a través de tantos años, fue la confianza que se tuvo en el país. Nuestros comentarios hacia el exterior, nuestra estrategia hacia la inversión extranjera, debe ser de mucha apertura, de mucha protección jurídica y con el Gobierno Federal abierto a apoyar a los inversionistas para que se sientan seguros de que sus inversiones y desarrollos van a seguir operando y no va a haber cambios de raíz o cambios de políticas federales”, advierte.

Cuestionado sobre las necesidades del empresariado en materia pública para infraestructura física, el empresario afirmó que es necesario enviar señales claras de certidumbre.

“Lo que se anunció de la cervecera [Constellation] no es positivo para Méxi- co; la cancelación del aeropuerto [NAIM], tampoco. Sí necesitamos dar un mensaje de más apertura y más apoyo al empresariado y las inversiones internacionales”.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURA


Desde su fundación, Finsa ha buscado diferentes vías para lograr una expansión de manera acelerada.

“Durante el periodo de crecimiento, fuimos explorando diferentes tipos de modalidades de inversiones. [Analizamos] el tema de lo que eran diferentes socios internacionales, fondos de inversión. En 2009 se emitieron las primeras CKD, que son los vehículos públicos que existen en el mercado y son los que nos dieron la oportunidad de tener un crecimiento en el sector industrial”.

Los CKD son Certificados de Capital de Desarrollo que se emiten como un vehículo de inversión que ampara a un fidei- comiso para la creación de proyectos de infraestructura. Este tipo de instrumentos se ha convertido en una opción favorita para inversionistas institucionales, como aseguradoras o Afores.

Parques industriales Finsa
Foto: Jorge Taboada / Idea Cúbica / Finsa


En los primeros 10 años de la emisión de este tipo de instrumentos, se logró la colocación de 129 vehículos en rubros de bienes raíces, infraestructura, energía, capital privado, crédito y fondos de fondos con un valor de más de 12,600 millones de dólares (mdd), según información enviada a la Bolsa Mexicana de Valores.

Finsa emitió el primer CKD por 2,750 millones de pesos (mdp) en 2012; luego, emitió un segundo vehículoen 2015, por 5,000 mdp. Ahora está pendiente la emisiónde un nuevo CKD por 8,000 mdp, se trata de un vehículo parcialmente dolarizado cuyos recursos se destinarían a infraestructura para atender al mercado de logística.

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

Sergio Argüelles afirma que el índice de ocupación de los portafolios propios y de las fibras se ubican entre 92 y 96%. Actualmente, la compañía cuenta con más de 11 millones de metros cuadrados en superficie de parques industriales y de oficinas.

“A pesar de las crisis, siguen las manufacturas operando y nuestros desarrollos cumplen con una infraestructura de punta. Las CKD son un vehículo que nos da la oportunidad de tener acceso a capital; hay muchísimo dinero en las Afores a través de los ahorros de los mexicanos”.

TODO NECESITA MOVERSE


A diferencia de la manufactura de exportación, donde los ingresos son, muchas veces, en dólares, la decisión de invertir en el sector de logística, que no está del todo dolarizado, reside en una clave: la logística es clave para todas las industrias.

“Toda la industria manufacturera seguirá muy activa, pero ya veíamos una tendencia de crecimiento en la parte logística, el sector del e-commerce, la última milla, la ubicación de bodegas o puntos de logística más cercanas a los centros de distribución o los consumidores finales y, para eso, nuestra próxima colocación la tenemos muy enfocada en atender estos sectores”, explica Argüelles.

El directivo considera que la crisis económica derivada de la pandemia por el coronavirus causante de Covid-19 ha dejado ver que, incluso en una economía paralizada, las personas siguen consumiendo a través de canales de e-commerce.

“Tenemos que seguir apoyando a la industria manufacturera. La industria automotriz se está viendo afectada, pero, aun así, seguirá creciendo; siempre ha sido una de las principales industrias en México. Pero la que va a tener un peso más importante es la logística en los diferentes puntos de la República Mexicana a través del e-commerce”.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

Hoy, los planes son destinar los 8,000 mdp de inversión de su tercer CKD al desarrollo de infraestructura para logística en el país. Hacia el futuro, y pensando en nuevas plazas para explorar, la compañía planea desarrollar proyectos en Colombia y Chile, así como evaluar oportunidades en Centroamérica.

“En materia de parques industriales, tienes muchas formas de innovar. Hemos tratado de ser diferentes: fuimos el primero en tener un parque industrial donde tenías restricciones de operación del mismo parque y de clientes.

Los obligábamos a tener áreas verdes, áreas restringidas para maniobras; no se permitían vendedores ambulantes; debían tener un porcentaje de estacionamientos, de construcción, cafetería, oficinas bien establecidas”.

El desarrollo de parques industriales tiene un futuro que apunta a la sostenibilidad, no sólo en el sentido ambiental (30% de las naves industriales del país con certificación LEED son de Finsa), sino de desarrollo humano.

“Fuimos de los primeros en establecer parques integrados sustentables”. En 1992, Finsa creó el primer parque integrador dedicado a la industria automotriz, en Puebla. Hacer confluir a los proveedores fue una maniobra replicada, incluso, en otros países de América Latina.

“El parque de proveedores de Puebla para la industria automotriz fue muy exitoso, fue una innovación y generó una plataforma diferente de supervisión; también permitió bajar el costo por la logística. Ese modelo lo copiaron las armadoras, como GM, Chrysler, Audi y Nissan, y lo hemos visto con otros sectores”, afirma.

En el futuro próximo, Argüelles estima que la recuperación de la manufactura quizá sea más lenta, pero afirma que contar con una Tratado de Libre Comercio con América del Norte es una puerta de entrada a la recuperación.

“Vimos, en los últimos años, no una caída sustentada, pero sí en el periodo de inversión. Entramos en procesos electorales, tanto de Estados Unidos como de México, la incertidumbre misma del cambio de gobierno y también el proceso de la negociación del tratado de libre comercio. Afortunadamente, el tratado se firmó con los cambios necesarios y las actualizaciones. Tenemos un documento que funciona para los tres países, y eso nos dio la confianza para seguir invirtiendo”.

El repunte en la actividad de inversión en la manufactura y la inversión a partir del tratado pueden verse reflejadas en un mayor interés en las zonas de alto crecimiento, como el Bajío, Monterrey, Tijuana, Ciudad Juárez y la Ciudad de México.

Visto desde su perspectiva, una de las lecciones que deja la pandemia es que muchas de las industrias están buscando no depender tanto de China y, en cambio, procuran la cercanía con Estados Unidos, estableciéndose en México.

“Ahorita sí lo vemos más complicado, por el tema dela crisis mundial, pero creo que debemos estar saliendo de esto en los próximos 60a 90 días, siempre y cuando encontremos una cura o logremos planchar esta curva de enfermedad”.

Y añade: “En México, ya hemos vivido crisis internacionales. Nuestro país es resieliente y está a prueba, pero hemos demostrado que podemos recuperarnos. Es necesario no perder la esperanza. Sí tenemos una infraestructura bien establecida. En el momento que se dé la reactivación, estaremos preparados”.

Forbes Conecta
 

Siguientes artículos

energias limpias
Empresas de energía renovable donan 256 mdp ante crisis por Covid-19
Por

Las múltiples iniciativas y donaciones del sector renovable han beneficiado a 82,000 familias mexicanas.