Delfina Gómez, candidata del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), no logró ganar la gubernatura del Estado de México a pesar de haberse llevado varios de los municipios más poblados e incluso barrido en  Ecatepec, un bastión priista.

Con el 97.67% de las casillas computadas dentro del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), en el municipio que estuvo a cargo de Ricardo Monreal, actual titular de la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, Morena ganó casi 200,000 votos, frente a los poco más de 160,000 obtenidos por la coalición encabezada por el PRI.

La victoria morenista en Ecatepec adquiere una dimensión aún más simbólica dado que es el lugar de nacimiento del actual gobernador del estado, el priista Eruviel Ávila. De los 11.42 millones de votantes registrados en el Estado de México, 1.21 vive en Ecatepec, lo que hace de ese municipio (y distrito electoral) el más grande en el país.

A esa victoria de Morena se suman las de Tultitlán, Teoloyucan, Tultepec, Atizapán, Tlalnepantla, Texcoco, Cuautitlán Izcalli, Valle de Chalco, Tecamac, Coacalco e incluso Naucalpan (a excepción de un distrito electoral, el único ganado por el PAN), todas, áreas suburbanas del área metropolitana donde se alzó un “no” generalizado.

PUBLICIDAD

No obstante, luego de 90 años en el poder, la batería priista tiene bases muy arraigadas en el resto del estado, y a excepción del distrito ganado por Acción Nacional en Naucalpan y Nezahualcóyotl, todos los demás distritos electorales (buena parte de ellos rurales), fueron para Alfredo del Mazo Maza.

Sin embargo, si bien el PRI se ha llevado el Estado de México con una victoria de menos de 3 puntos porcentuales, también queda claro que Morena ha conseguido un gran número de seguidores en torno a la Ciudad de México, justo en momentos en los que la carrera por 2018 está por arrancar en la capital del país.

 

Siguientes artículos

Planta contaminante de Lala en Irapuato sigue operando pese a clausura
Por

La Profepa clausuró temporalmente la planta de Lala en Irapuato por contaminar el río Temascatío.