La crisis financiera de 2008 demostró qué tan peligrosa puede resultar la falta de conocimiento y comprensión de los consumidores de productos financieros.

 

 

Recientemente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó los primeros resultados de la estrategia de educación financiera, que el año pasado comenzó a promover entre sus países miembros. En este evento, su director, José Ángel Gurría, fue enfático al afirmar que la crisis financiera de 2008 demostró qué tan peligrosa puede resultar la falta de conocimiento y comprensión de los consumidores de productos financieros.

PUBLICIDAD

Y es que mientras mejor informados estén los usuarios, mejores serán sus decisiones y menores los riesgos de sobreendeudamiento y de consecuencias negativas en las instituciones. Resulta necesario generar conocimiento y confianza en el uso de productos financieros entre los consumidores activos y entre aquéllos que conforman el 40% de la población no bancarizada del país.

La educación financiera debe verse siempre como un proceso dinámico y acorde al patrimonio de cada estrato social, porque tienen objetivos, planes y un acceso a alternativas de financiamiento o ahorro distintas. Pero, además, la información, instrucción y una asesoría objetiva debe ser progresiva y acompañar al crecimiento de los activos financieros de los clientes, que también es un objetivo de la educación financiera.

Y en la inclusión financiera está necesariamente implícita la educación financiera, de hecho es una condición previa para transmitir a los primeros consumidores las ventajas de sumarse a un sistema formal, las opciones más apropiadas para mejorar su bienestar financiero y saber dónde y cómo pueden defender los derechos adquiridos.

La educación financiera aparece como un compromiso ineludible de todos los actores del sector y del propio gobierno, como sucede en México, que no implica necesariamente una obligación, sino más bien un trabajo coordinado que permita lograr acciones más eficientes y una mayor difusión en diversos canales y medios.

Por cierto en el reporte Advancing National Strategies for Financial Education, que presentó la OCDE en el marco de la reunión del G20 en Rusia, México ya figura en la lista de países con un avance destacado en el desarrollo de una estrategia nacional en pro de la educación financiera, y ligada, como debe ser, a los objetivos de inclusión financiera.

Según el estudio “Conocimientos financieros básicos de la juventud en Latinoamérica y el Caribe”, conducido por MasterCard este año en 11 mercados de la región, el 66% de los jóvenes mexicanos entrevistados califican su conocimiento financiero por debajo del promedio. Esto representa una gran oportunidad para los actores involucrados en temas de educación financiera, en elevar ese nivel y proveer a la población mejores herramientas e información adecuada a través de programas de educación financiera, como Consumo Inteligente. Un evento muy representativo de ese compromiso en México es la Semana Nacional de Educación Financiera, iniciativa creada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios (Condusef), que se llevó a cabo la semana pasada por sexta vez.

Este evento, además, sirvió para que las autoridades, y todos quienes participan en el sistema, refrendaran el compromiso de seguir fortaleciendo y ampliando la educación financiera para contribuir en la mejora de la economía de las familias, lo que necesariamente se reflejará en una economía nacional más sólida y productiva. Y, como destacó el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, la educación financiera no es un complemento al desarrollo del sistema financiero, sino más bien es parte de la esencia, de la expansión y de la inclusión misma.

 

 

Contacto:

Twitter: @MasterCardMex

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Marc Jacobs deja las pasarelas de Louis Vuitton
Por

Tras 16 años dentro de la firma de lujo, el diseñador se focalizará en su propia marca de ropa y en unos años preparará...