A un mes de presentar las primeras inversiones significativas de la reforma, se espera más generosidad y audacia del gobierno. Un ciclo reformatorio incompleto o pobre en inversiones dañará la economía del país.

 

Las elecciones intermedias ya terminaron y permiten reenfocarnos en dar seguimiento a la reforma energética. Se acerca la hora de la verdad: el anuncio de las empresas ganadoras de los primeros contratos. Se pueden apreciar señales para hacer escenarios de lo que podría pasar, por lo que vale la pena preguntarse, ¿qué ha pasado con la reforma energética? ¿Qué podemos esperar después de las elecciones? Y ¿cuáles son los retos principales ahora?

 

PUBLICIDAD

Las licitaciones 1, 2 y 3 avanzan en tiempo y forma

El ruido electoral no incidió en la implementación de la reforma energética. El gobierno federal y los reguladores han cumplido con las fechas límite calendarizadas, exceptuando los 10 días de extensión que se tomaron para publicar el modelo de contrato y las bases de exploración de crudo. Al día de hoy no se requieran nuevas extensiones en las fechas clave.

Sobre la primera licitación, consistente de yacimientos de aguas someras y que ya fue descrita en este espacio, se tienen las siguientes actualizaciones:

  • 49 empresas mostraron su interés, de las cuales 41 fueron autorizadas para pagar el acceso al cuarto de datos.
  • 38 empresas concluyeron la etapa de precalificación. Fueron aprobadas por sus capacidades técnicas, financieras, de experiencia y comprobaron la experiencia lícita de sus recursos. 19 competirán individualmente e igual número se agrupará en 7 consorcios.
  • De las empresas autorizadas, 12 son estadounidenses, 11 europeas, 5 sudamericanas, 4 mexicanas, 4 asiáticas y 2 de Oceanía. Entre las que no concluyeron el proceso de calificación se encuentran Petrobras, Shell e Inpek.

Por ahora, el cuarto de datos está abierto y las empresas están terminando sus propuestas técnicas y económicas. En el camino, algunos de los requisitos de participación se han ido suavizando. El regulador abrirá las ofertas el próximo 15 de julio y adjudicará las licitaciones basándose principalmente en la oferta que entregue más volumen de producción al país. Al poco tiempo se tendrán los ganadores de la primera licitación y se publicará la versión final de los primeros 14 contratos emanados de la reforma, de los cuales se espera recaudar 12,600 millones de dólares (mdd). Los contratos deberán estar firmados antes del 21 de agosto.

En el caso de la primera y la segunda licitación, la convocatoria ha estado abierta a compañías que compiten por bloques costa afuera y estará regida por contratos de producción compartida, en los que el productor debe pagar el derecho de extracción con una porción del crudo y gas extraídos. Estos contratos no son los favoritos de las empresas trasnacionales, que prefieren contratos de licencia, pues requieren menos interacción con el gobierno. Aun así, estos contratos sólo serán atractivos para compañías internacionales con experiencia en aguas profundas y gran capacidad de inversión, pues las compañías pequeñas no tienen el capital requerido.

Sobre la segunda licitación, que también consiste de 5 yacimientos de aguas someras descritos anteriormente, se tiene la siguiente actualización:

  • 36 empresas mostraron su interés, de las cuales 35 fueron autorizadas a acceder al cuarto de datos.
  • 29 empresas han pagado el cuarto de datos y 15 ya comenzaron el proceso de precalificación.
  • El cierre de la inscripción fue el 15 de junio y la apertura de ofertas será el 30 de septiembre.

La convocatoria a la tercera licitación, que consiste de campos maduros en tierra, fue publicada el pasado 12 de mayo y actualizada 13 días después. Ahora consiste de contratos de licencia, en los que la empresa paga al gobierno un bono, regalías, una cuota contractual e impuestos para quedarse con la producción de hidrocarburos. Tiene las siguientes características:

  • Son 26 áreas distribuidas en diferentes estados del país: 8 campos están en Nuevo León, 6 en Veracruz, 5 en Chiapas y en Tabasco, y 2 en Tamaulipas.
  • Son campos de entre 5 y 60 kilómetros cuadrados para crudo, con tasas de recuperación de 50% o menos. Los campos de gas son de entre 16 y 135 kilómetros cuadrados, con factores de entre 70 y 80%.
  • Se calcula que hay potencial de 2,500 millones de barriles de petróleo equivalente, lo cual podría incrementar en 1.5% la producción anual de petróleo y 4.1% la de gas. (Cruz, 2015)

A diferencia de las licitaciones anteriores, las compañías que quieran participar sólo tienen que demostrar que su personal tiene la experiencia requerida para operar campos maduros. Podemos esperar más empresas mexicanas participando por estos campos que no eran tan rentables para Pemex, y ninguna gran corporación.

 

Y después de las elecciones, ¿qué?

Las elecciones tienen cierta influencia en el futuro de la reforma y la estrategia se tendrá que ajustar un poco. La composición de la mayoría simple en el Congreso no será muy distinta al sumar las alianzas de los partidos. Esto permitirá que temas como la aprobación del presupuesto del gobierno, que sucederá entre precios deprimidos del petróleo, y los brazos faltantes de la legislación energética pasen sin problema.

Nuevamente será un reto que la legislación faltante tenga el contenido adecuado desde su fase de iniciativa, especialmente en aspectos de escrutinio público como la transparencia. Lo que sí se tiene que hacer mejor es lograr más armonía en el paquete legal, pues hasta ahora se han encontrado vacíos por un lado y redundancias por el otro.

Hay una lectura adicional de la elección que prevé dificultades para la reforma energética. Los escándalos y críticas en el último año al gobierno federal no han sido tan decisivos como se esperaba en el resultado de la elección. De entre los estados que elegían gobernador, sólo hubo dos victorias holgadas para que el partido gobernante repitiera. Y ya que para los votantes influye más la dinámica estatal que la federal, la reforma energética será calada cuando las empresas ganadoras de licitaciones arriben con sus inversiones eólicas a Oaxaca, o las petroleras exploten yacimientos nuevos en Tamaulipas y Veracruz.

 

Invertir aquí y ahora o no… he ahí el dilema

Además de la baja en los precios del petróleo, la forma en la que funciona México ha sido un tema relevante en las salas de junta de las petroleras internacionales. Si bien es cierto que las trasnacionales saben trabajar en todo el mundo –países ricos y pobres, corruptos y no corruptos, democráticos y autoritarios–, aquellas empresas que conocen cómo funciona México tienen una ventaja sustancial sobre las que no.

Por ejemplo, tienen claro que si quieren construir infraestructura de caminos o ductos, tendrán que negociar con el dueño de cada terreno por el que pase su inversión. Saben que hay presas, aeropuertos y gasoductos que no se han concretado por la oposición de un grupo de personas. Pero también tienen claro que otros factores como “burocracia gubernamental, crimen, legislación complicada en materia de propiedades y la oposición local han retrasado la ejecución de proyectos e incrementado sus costos”. (Toonkel & Murray, 2015)

Las empresas que no sabían de esto se han sorprendido y se están tomando su tiempo para ajustar su estrategia. “Los potenciales inversionistas están viendo, pero aún no están comprando; las inversiones reales en proyectos energéticos están llegando más lentamente de lo que algunos esperaban (ibíd, 2015).” De acuerdo con Pitchbook, desde la promulgación de la reforma sólo se han anunciado inversiones por 2 mmdd.

Los inversionistas extranjeros toman nota de la baja popularidad del presidente y de la desgastada credibilidad de su administración. La política efímera de suspender parte de la implementación de la reforma educativa por “prudencia electoral” fue especialmente dañina. Hasta ahora, la reforma energética no se ha percibido como improvisada, pero ya se vio que las reformas se pueden subordinar a la coyuntura política.

Las secretarías federales y las agencias regulatorias aún están escribiendo reglamentos y contratos, al tiempo que se están dotando de personal para gestionar la reforma. La lenta marcha de la economía y la caída en los precios del petróleo han sido presión suficiente para que el gobierno trate de arañar más recursos de los inversionistas, procurando perder menos por el entorno macroeconómico.

El Financial Times señalaba recientemente que “el resultado de esta prueba está lejos de la certidumbre, y existen preocupaciones sustanciales en la industria petrolera sobre los términos contractuales que han sido emitidos por el gobierno hasta la fecha. De hecho, hay una sensación creciente de que, a menos que el gobierno haga cambios importantes en las condiciones del contrato, pocas empresas extranjeras optarán por participar en esta ocasión.” (Wood, 2015)

A un mes de presentar las primeras inversiones significativas de la reforma energética, se espera más generosidad y audacia del gobierno. Tener una buena primera impresión será crucial para el futuro próximo, pues un ciclo reformatorio incompleto o pobre en inversiones dañará la economía del país. Y la convulsión de las elecciones deja un antecedente más: a partir de ahora, cada peldaño de la reforma energética será escrudiñado con mayor atención y presión social hacia las clases política y gobernante.

 

Trabajos citados
– Wood, D. (29 de mayo de 2015). Doubts persist over Mexican contract terms: will the government get it right in time? Obtenido de Financial Times.
– Cruz, N. (12 de mayo de 2015). CNH avala nueva licitación; ahora, 26 campos petroleros. Obtenido de El Universal.
– Toonkel, J., & Murray, C. (09 de junio de 2015). Private investors look but do not leap at Mexican energy projects. Obtenido de Reuters.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @jarreolar

Facebook: Javier Arreola

LinkedIn: Javier Arreola

Página personal: Javier Arreola

Página web: AILUM

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los 20 CEO favoritos de Estados Unidos en 2015
Por

Los ejecutivos fueron evaluados por sus propios empleados a través de una encuesta realizada por el sitio de empleo Glas...