Notimex.- El Ejército de Estados Unidos devolvió a sus bases a un nuevo grupo de mil soldados que habían sido desplegados en la frontera con México, con lo que quedan 3,150 elementos en la línea divisoria entre ambos países.

Rob Manning, coronel del Ejército y vocero del Pentágono, dijo al periódico oficial de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Stars and Stripes, que a la fecha están desplegados 1,050 miembros del servicio en Texas, 900 en Arizona y 1,200 en California.

La reducción del número de soldados en la frontera suroeste comenzó la semana pasada cuando unos 750 miembros del servicio comenzaron a regresar a sus bases. El Departamento de Defensa mantiene en reserva cuáles son las unidades reincorporadas a diversas instalaciones, tampoco precisadas.

El despliegue en la frontera con México comenzó el pasado 31 de octubre y estaba previsto que durara hasta el 15 de diciembre.

PUBLICIDAD

La misión, que movilizó hasta cinco 1,900 soldados, fue extendida, aunque no está claro cuántos efectivos militares permanecerán hasta que el despliegue concluya el próximo 31 de enero.

La intención original era para “endurecer” y proteger la frontera ante la inminente llegada de una caravana de migrantes centroamericanos que viajó a través de México en busca de asilo en Estados Unidos.

Los militares continuarán brindando protección en los puertos de entrada designados en California y Arizona, pero la mayoría de las fuerzas en Texas se retirarán, dijeron funcionarios del Comando Norte del Ejército a cargo del despliegue.

Unos 2,300 soldados de la Guardia Nacional también están desplegados en la frontera para apoyar en una misión paralela a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Durante el despliegue, los soldados colocaron cerca de 112 kilómetros de obstáculos de alambre de púas y barreras móviles en 22 puertos de entrada.

También te puede interesar: Caravana migrante se dispersa en Tijuana mientras se estanca el proceso de asilo

 

Siguientes artículos

EU declara ‘epidemia’ por consumo de cigarrillos electrónicos
Por

40% de los estudiantes de preparatoria utilizaron en los últimos 12 meses esta tecnología para “vapear” nicotina.