El próximo duelo petrolero entre Arabia Saudita e Irán, el fortalecimiento de la economía iraní y su empoderamiento militar serán los tres pilares sobre los que se erigirá el nuevo orden.

 

Por Stephanie Henaro

El acuerdo nuclear firmado este 14 de julio entre Irán y el G-5+1 –un grupo liderado por Estados Unidos, además de cuatro miembros de facultades del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, China, Francia y el Reino Unido), con la participación de Alemania– es un acto histórico que no debe ser tomado como un suceso aislado. Influye directamente en el posicionamiento geopolítico de Irán y da origen a un nuevo orden en que se diluye el peso de Arabia Saudita y otros viejos aliados del tradicional orden estadounidense en la región. El próximo duelo petrolero entre Arabia Saudita e Irán, el fortalecimiento de su economía y su empoderamiento militar serán los tres pilares sobre los que se erigirá el nuevo orden.

PUBLICIDAD
  1. Arabia Saudita e Irán: el duelo petrolero
    La competencia entre los chías de Irán y los sunís de Arabia Saudita se volverá más intensa, y el balance de poder se inclinará hacia Teherán. Arabia Saudita tiene la producción de petróleo más alta que haya tenido desde 1980. Sin embargo, un Irán libre de sanciones pronto atacará su segmento de mercado. Irán ocupa el cuarto lugar mundial en reservas de petróleo y el segundo en gas natural, y en cuestión de tiempo retomará su producción de 1 millón de barriles diarios. Mientras tanto, la inestabilidad de Irak, Yemen y Siria también se intensificará. Estados Unidos y Europa buscarán reducir su presencia en la región, lo que a su vez incrementará el riesgo de un conflicto directo entre Arabia Saudita e Irán.
  2. Fortalecimiento de la economía iraní
    El mundo interactuará de nuevo con la economía iraní, en donde el comercio con Estados Unidos puede incrementarse hasta en un 400%, y Dubai es una fuerte fuente de inversiones. Los inversionistas llegarán e inyectarán un nuevo dinamismo a esta economía. Irán no es otro Estado cuya economía dependa solamente del petróleo. Ofrece una economía diversificada con un mercado de capital estable, y una población de 80 millones, que hoy se posiciona como la segunda más grande de la región, lo cual promete fuertes demandas de consumo en varios sectores. De acuerdo con algunos estimados, el trato nuclear puede acelerar el crecimiento de Irán en un 8% dentro de los próximos 3 años y motivar el potencial regreso de la fuga de cerebros que tradicionalmente había experimentado.
  3. Empoderamiento militar
    Dadas las circunstancias, Obama no está en posición de “ponerse los guantes” para esta batalla y necesitará de un nuevo aliado que tenga la voluntad y los recursos para acabar con el Estado Islámico, el cual será Irán. La expansión de su influencia y el fortalecimiento de su economía abrirán la brecha para un empoderamiento militar que tradicionalmente se encontraba limitado por las sanciones económicas y el embargo internacional de armas. Actualmente, Irán gasta una quinta parte de lo que gasta Arabia Saudita en armamentos, lo cual está próximo a cambiar.

Stephanie Henaro es consultora en estrategias nacionales e internacionales. Tiene el grado de Maestra en Geopolítica, Territorio y Seguridad por la universidad de King’s College London.

 

Contacto:

Twitter: @HenaroStephanie

Facebook: Stephanie Henaro

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

AT&T está cerca de fusionarse con DirecTV
Por

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés), Tom Wheeler, recomendó el martes q...