El agua pudo haber provocado una enorme catástrofe, aún mayor que el fuego, en el incendio de Notre Dame de París, de acuerdo con Ribera Blanco, catedrático de Historia y Restauración Arquitectónica.

Blanco advirtió que el peso de la piedra aumenta al absorber la humedad y podría desplomarse todo el conjunto, de acuerdo con el periódico El País.

El especialista recordó el caso de la catedral de León, que ardió en 1966, se salvó precisamente porque se evitó verter agua sobre la piedra.

“En León pasó lo mismo hace cincuenta años. El cantero dio la voz de alarma, se evitó mojar la piedra y la catedral se salvó”, explica este lunes. Ribera Blanco recuerda que la cátedral fue restaurada en 1830 por Eugène Viollet-le-Duc, quien reconstruyó las techumbres y la aguja central con un recubrimiento de pizarra que imitaba el antiguo tejado.

Según el historiador, el valor de la catedral de París es “incalculable”.

“Es la identidad de los franceses. Es la catedral de los reyes de Francia, que tras la Revolución pasó al pueblo. Es una fuente de recursos económicos fantástica dado que es el gran modelo del gótico francés”. El catedrático recuerda que junto a las de Chartres y León conforma el gran trío del gótico europeo.

Te recomendamos: 

Cinco cosas que debes saber sobre la catedral de Notre Dame

 

Siguientes artículos

Matthias Wagner/picture alliance via Getty Images
Cinco cosas que debes saber sobre la catedral de Notre Dame
Por

Estos son cinco datos para conocer sobre la obra maestra de la arquitectura gótica mundial que celebró su 850 aniversari...