Cuando la economía se acelere y la Fed decida subir las tasas, las empresas que han reciclado efectivo para sus accionistas podrían empezar a caer en desgracia y los precios de sus acciones podrían padecerlo.

 

Por Lauren Gensler

PUBLICIDAD

Cuando la Reserva Federal decida subir las tasas en medio de una mejora de la economía, las acciones con grandes dividendos y recompras podrían comenzar a rezagarse, según los analistas de Goldman Sachs.

En un mundo de bajos rendimientos, los inversionistas hambrientos de ingresos se han refugiado en las acciones que han regresado efectivo a los accionistas. Empresas como Apple, General Mills e Intel, inundadas de efectivo, han salpicado felizmente a sus inversionistas.

La rentabilidad para las empresas que han regresado efectivo a los accionistas es alta: Sus acciones han superado al mercado general.

“A lo largo del régimen de tipo de interés cero de los últimos siete años, los inversionistas recompensaron al precio de las acciones de las empresas que devolvían efectivo a los accionistas”, escribe Elad Pashtan, analista de Goldman Sachs.

Al recomprar grandes cantidades de sus propias acciones, las empresas también han ayudado a apuntalar sus precios. A menudo han gastado menos en inversiones para el futuro, también, pensando esas apuestas podían pagar o no.

Sin embargo, cuando la economía se acelere y empuje a la Fed a subir las tasas, las empresas que han reciclado efectivo para sus accionistas podrían empezar a caer en desgracia y los precios de sus acciones podrían padecerlo.

Esto sucede en momentos en que los inversionistas empiezan a premiar a las empresas que han logrado posicionarse como firmas de crecimiento a largo plazo y pueden aprovechar el impulso de la mejora económica.

“Las tasas más altas estarán acompañadas de un crecimiento más rápido, lo que sugiere que los inversionistas estarán más dispuestos a premiar a las empresas posicionadas para crecer en ventas y ganancias junto a la mejora de la economía”, escribe Pashtan.

Empresas como General Motors, Micron Technology y Electronic Arts, por ejemplo, están destinando micho dinero en gastos de capital e investigación y desarrollo (I+D). Esto indica a los inversionistas que tienen visión a largo plazo y están enfocados en el éxito futuro.

Los inversionistas ávidos de ingresos también tienen otra opción cuando la Fed eleve las tasas: pueden empezar a rotar sus carteras y apuntar a acciones con dividendos en terrenos de menor riesgo. Durante los periodos previos al aumento de tasas, las acciones con grandes dividendos se han rezagado frente al mercado en tres puntos porcentuales, según Goldman Sachs.

Por supuesto, si eres de los que piensa que la Fed no va a subir las tasas todavía y que el lento crecimiento económico llegó para quedarse, quizá quieras quedarte con las empresas que están devolviendo efectivo a los inversionistas.

Por ejemplo, nombres como Goldman Starwood Hotels & Resorts, Coca-Cola, General Mills, Intel y Apple son algunas acciones que han sido particularmente generosas con los dividendos y las recompras de acciones en relación a su tamaño.

 

Siguientes artículos

Dólar llega a 16.75 pesos en ventanillas bancarias
Por

Mientras la divisa estadounidense cotizaba en máximos históricos durante las primeras horas del lunes, el índice líder I...