Forbes

Por Ivan Pérez

Tres personas, un venezolano como líder del proyecto y más de 6 millones de fans cautivos: así comienza el reto de la oficina de las Águilas del América en Estados Unidos en el número 605 de la Tercera Avenida en Nueva York.

Televisa, Univisión y todo el cuerpo directivo del equipo en México los respaldan.

Conquistar el mercado deportivo más importante del mundo con únicamente tres personas parece una locura, pero sólo lo parece. Arturo de la Fuente, director del proyecto, tiene una meta muy ambiciosa. “Convertirnos en el club de futbol más importante de América”.

Sabe que las estadísticas no siempre son positivas para quienes deciden emprender una aventura empresarial, aun en Estados Unidos. Al menos 50% de los nuevos negocios en ese país cierran en sus dos primeros años de vida, de acuerdo con un informe de Business Employment Dynamics.

De la Fuente va por un camino que ya pisaron otros. Las Águilas no son el primer equipo mexicano que experimenta desembarcar en Estados Unidos, pues hace algunos años Chivas adquirió una franquicia en la MLS. No le funcionó: Se mantuvo en el torneo durante una década, pero por problemas financieros y ser el equipo con peor asistencia, Jorge Vergara decidió dar por terminada la aventura, después de acumular una deuda de 8 mdd.

Lo que pretende el América es ejercer una inversión controlada e ir logrando alianzas comerciales que le permitan consolidar la operación y ganar mercado, en un país donde el futbol es cuarto en popularidad entre los deportes, según la encuesta anual que realiza Gallup sobre preferencias deportivas.

“Dentro de la gran competencia que existe en el mundo de los deportes en Estados Unidos, uno de los mercados de consumo más grandes del mundo, América se encuentra en una posición muy privilegiada en comparación con muchos otros clubes o propiedades deportivas: no sólo contamos con una grandiosa fanaticada que nos sigue a cada rincón de Estados Unidos, contamos también con los mejores ratings televisivos en futbol y con un seguimiento en redes sociales que se encuentra en el top 20 a nivel mundial en futbol”, asegura De la Fuente cuando se le cuestiona si el proyecto puede funcionar.

El club es, además, uno de los muy pocos equipos en América Latina que interactúa con sus seguidores, tanto en inglés como en español, a través de las redes sociales.

Clubes de otros continentes tienen, desde hace tiempo, oficina en Estados Unidos. Bayern Munich, FC Barcelona, Liverpool, AS Roma, la Liga Española e incluso el Kashima de la liga japonesa ya tienen un pie en ese país; y el mes pasado, la Bundesliga alemana anunció que abrirá oficinas en Nueva York.

Uno de los últimos en desembarcar fue el equipo millonario del momento. “En 2011, nuestro presidente encomendó a cada colaborador la misión de convertir al PSG en una referencia del deporte en el extranjero. Abrir oficinas en territorios estratégicos ha sido importante para el desarrollo del club”, dice el director comercial Frédéric Longuépée.

Te puede interesar: AT&T será el patrocinador oficial del Club América

Foto: Christian Petersen/Getty Images for International Champions Cup.

La política del PSG es parte de una conquista global. Tras la apertura de las dos primeras delegaciones en Doha, hace aproximadamente un año, y Singapur el pasado mes de abril, decidió seguir ampliando su proyección internacional.

Mauricio Culebro, presidente operativo del mexicano América, dice que la decisión de crear la oficina en este momento responde a que “la filosofía de esta directiva siempre es la de buscar hacer cosas nuevas, innovadoras y diferentes, con nuestra gran fanaticada siempre en mente y como motivación principal de todo lo que hacemos como club”.

Culebro ha estado ligado a Televisa desde hace una década y en mayo del 2017 tomó el cargo de presidente operativo en sustitución de José Romano.

El costo de operar una oficina fuera oscila entre 1.8 y 2.5 millones de dólares (mdd) al año, de acuerdo con datos obtenidos por Forbes México. Pero los costos para el América “son una fracción de eso, porque no llegamos solos, tenemos detrás el apoyo de empresas como Univisión y Televisa, pertenecientes a uno de los grupos de medios más grandes del planeta”, comenta De la Fuente.

¿Cuáles son las ciudades donde el equipo trabajará más y por qué? ¿cuáles son los mercados por conquistar?

“Naturalmente por la ubicación de la oficina y por el amplio ecosistema de negocios que provee la ciudad, Nueva York es un mercado inmediato y de suma importancia para la estabilidad de la operación en Estados Unidos y, consecuentemente, para los ingresos del club”, responde De la Fuente. “California y Texas son dos de los estados más grandes del país y donde, además, se concentra la mayor parte de nuestra fanaticada. Dicho esto, la intención no es solo llegar a nuevas ciudades y estados, sino también a otros sectores de mercado a través de alianzas estratégicas que puedan incrementar la exposición de la marca del América en todo Estados Unidos”.

No es nuevo que cuando el equipo se presenta en ese país tiene, al menos, 75% del estadio ocupado.

•••

De la Fuente es venezolano. Quiso ser futbolista, pero las condiciones en su país y las oportunidades en Estados Unidos fueron motivos para que el deporte siguiera siendo su guía, pero desde otra mirada, la de los negocios.

El ahora director de la oficina del América en Estados Unidos estuvo muy cerca de vivir de cerca el proceso de investigación que el FBI realizó a la empresa Traffic Sports por el caso del FIFAGate.

“Me mudé a Miami para aceptar el trabajo con Traffic Sports, después de estar unos meses en las oficinas principales de la MLS en Nueva York. Traffic es una empresa brasileña, reconocida en su momento como una de las más grandes agencias comerciales en futbol; comercializamos derechos televisivos y de patrocinios de torneos de futbol, organizamos partidos amistosos, representamos futbolistas, entre otros. Meses antes de suceder todo esto (el escándalo de corrupción de la FIFA), me contrata el FC Barcelona para liderar las iniciativas comerciales del club en el continente desde las oficinas del club en el Camp Nou”.

Además de Chivas, ningún equipo había hecho un esfuerzo coordinado para aprovechar el impacto del futbol mexicano en Estados Unidos. Hace unos meses, en charla con esta publicación, Alejandro Irraragori, presidente de Orlegi Deportes, la empresa dueña del equipo mexicano Santos, aseguró que el futbol mexicano “no ha trabajado correctamente el mercado de Estados Unidos, los derechos de televisión y hacer crecer el mercado”.

“Se tiene que trabajar más el mercado [de Estados Unidos], nosotros no podemos quedarnos sólo con ir, jugar algunos partidos y ganar unos cuantos pesos; se tiene que tener una estructura definida”, dice el propio José Luis Higuera, CEO de Chivas.

Te puede interesar: Los 50 equipos de futbol más valiosos de América en 2018

Foto: Jam Media/Getty Images.

Pues, justamente las Águilas buscan darle orden y estrategia al impacto que tiene el club del otro lado de la frontera. El equipo tiene cuatro pasos claros con los que cree poder alcanzar el éxito:

  1. Establecer nuevas alianzas comerciales en Estados Unidos y expandir el marco de colaboración que actualmente tiene el equipo con empresas como Nike, AT&T y The Home Depot. Algo semejante a lo que hace la Selección Mexicana de Futbol, de tener patrocinadores para México y Estados Unidos.
  2. Organizar la gira de partidos para 2019, lo cual representa el ancla principal de la presencia en aquel país.
  3. Reabrir la tienda en línea del equipo en los Estados Unidos.
  4. Consolidar la estabilidad financiera de la operación en Estados Unidos para desarrollar y ejecutar acciones estratégicas para expandir la marca.

Culebro, el presidente operativo del club, le ve dos ángulos de ventaja en la jugada. “Permitirnos interactuar de forma más directa con nuestros seguidores en un territorio de suma importancia para el club [y] expandir el negocio en un mercado líder en la industria deportiva”.

De la Fuente asegura que, por ahora, las tres personas que operarán la oficina son suficientes. “Nuestra intención, a diferencia de otros clubes que desembarcan en Estados Unidos con grandes inversiones, es la de crecer a medida que podamos establecer nuevas alianzas comerciales y estratégicas en la consolidación de la operación en el territorio”.

Justo es lo que sucedió con la oficina del FC Barcelona de España para la que De la Fuente trabajó. El equipo español, uno de los más populares del mundo, no ha tenido una buena experiencia. Los altos presupuestos que se han ejercido y fallas de algunas estrategias han impedido que en términos de negocio sea redituable, documenta el diario catalán Mundo Deportivo; justamente hace unas semanas nombraron a un nuevo director, Xavier O’Callaghan, ex jugador de balonmano.

Pese a ello, el hoy director de la oficina del Club América en la ciudad de Nueva York logró para el FC Barcelona acuerdos comerciales, como la alianza con Scotiabank y la academia del club catalán en Long Island.

¿Qué opinión le merece ser el primer club latinoamericano en tener una oficina en EU?

Para mí, el simple hecho de tener una oficina en Estados Unidos o ser el primer club latinoamericano en tenerla, no me genera mucha emoción”, dice De la Fuente. “La gran mayoría de empresas que hoy abren sus puertas en Estados Uni¬dos estarán cerradas en un año. Su¬pongo que entre tener la distinción y no tenerla, elijo tenerla, pero la realidad es que no fue un factor que haya motivado el proyecto, y no es algo de lo que hablemos; estamos concentrados únicamente en hacer exitoso el proyecto.

El impacto se puede medir en el rating de televisión en Estados Unidos. De acuerdo con datos de World Soccer Talk, en tres partidos jugados en septiembre, las Águilas tuvieron 2.2 millones de televidentes. Y de enero a la fecha han visto sus encuentros casi 25 millones de aficionados por alguna de las cadenas de televisión en ese país.

“Hasta ahora, jugamos al menos seis partidos al año en Estados Unidos y buscaremos, en la medida de lo posible, enfrentarnos a rivales de clase mundial”, comenta De la Fuente.

El objetivo del América es convertirse en una plataforma deportiva atractiva, que compita con espectáculo y con otras franquicias como la NBA, MLB o NFL. “Podemos ser el equipo más importante del continente”, dice el director general de la oficina del club en Nueva York.

Hasta ahora, ninguno de los clubes que han desembarcado puede presumir de que tenga un gran negocio. El América cree poder ser el primero.

Arturo de la Fuente es el encargado del proyecto del América en EU.

 

Siguientes artículos

Los Charros de Jalisco le pegan jonrón a Chivas
Por

El equipo se propuso demostrar que no sólo de futbol viven los jaliscienses, y lo están logrando. Esta escuadra tiene fi...