El líder del opositor Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, reveló este jueves un programa electoral para el gobierno de Reino Unido que incluye un aumento del 5% en los salarios del sector público, mayores impuestos a las empresas y una amplia nacionalización de las infraestructuras.

Por sus propuestas, el manifiesto fue calificado de inmediato como el plan socialista más radical en décadas por la prensa británica.

Los votantes se enfrentan a un dilema en las elecciones del 12 de diciembre: la visión socialista de Corbyn, que incluye una amplia nacionalización y servicios públicos gratuitos, o la campaña del actual primer ministro Boris Johnson de resolver el Brexit en cuestión de meses y construir una “economía de mercado dinámica”.

Corbyn es amigo personal del presidente Andrés Manuel López Obrador y ambos tienen visiones de izquierda similares. Durante una visita a Londres en septiembre de 2017, el hoy candidato a primer ministro recibió al tabasqueño; a su vez, éste lo ha recibido en México al menos un par de veces.

La ocasión más reciente fue hace casi un año, en la víspera de que López Obrador rindiera protesta como mandatario. Esa vez, Corbyn fue invitado junto con el trovador cubano Silvio Rodríguez y el presidente de la comunidad autónoma de Cantabria, España, Miguel Ángel Revilla, a la finca del entonces presidente electo en Palenque, Chiapas.

En un video subido en esa reunión, López Obrador le deseó a Corbyn que se convirtiera en primer ministro de Reino Unido.

En un acto celebrado este jueves en la ciudad de Birmingham, en el centro de Inglaterra, Corbyn presentó su proyecto para satisfacer a amplios sectores de la población, ofreciendo algo para casi cada tipo de ciudadano en Reino Unido, desde ayudas a padres con hijos pequeños hasta educación universitaria gratuita y más fondos para el cuidado de ancianos.

En un discurso a menudo interrumpido por aplausos y ovaciones en pie por los presentes, Corbyn prometió defender a la ciudadanía de a pie de los “banqueros, multimillonarios y el establishment” que pretenden mantener un sistema que está “amañado a su favor”.

“El programa del Partido Laborista es un programa de esperanza, eso es lo que es este documento, un programa que traerá un cambio real”, dijo Corbyn. “Un programa lleno de políticas populares que la clase política ha bloqueado durante una generación.”

Por detrás de su principal rival en las encuestas, Corbyn espera que su mensaje de cambio ahogue las críticas a su postura sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que hasta algunos en su partido creen que carece de la claridad de la promesa de Johnson de “resolver el Brexit”.

Lee también: La Unión Europea acepta retrasar tres meses el Brexit

En cambio, el líder laborista dice que en seis meses conseguirá que tener “listo” el Brexit, con un nuevo acuerdo de salida que se someterá a un segundo referéndum como una forma de mantener unido al país.

Con la intención de evitar comparaciones con el programa de inspiración socialista de 1983 del Partido Laborista, descrito posteriormente por un entonces parlamentario laborista como “la carta de suicidio más larga de la historia”, Corbyn rechazó las insinuaciones que estaba retornando a los años setenta.

En su lugar, propone “una revolución industrial verde”, un ambicioso plan que, según él, podría financiarse en parte gravando a los más ricos de Reino Unido.

El programa presentó un gasto adicional de 82,900 millones de libras esterlinas, compensado con un paquete de medidas de recaudación por valor de otros 82,900 millones de libras.

Tanto los laboristas como los conservadores de Johnson han prometido poner fin a la austeridad económica e invertir más dinero en servicios públicos de cara a las elecciones, las cuales serán decisivas sobre cómo, cuándo e incluso si finalmente se producirá el divorcio de Reino Unido con la Unión Europea.

Brandon Lewis, ministro conservador, dijo que el Partido Laborista llevaría a cabo “una oleada de imprudentes gastos que supondría un mazazo a la economía británica”.

La mayoría de las encuestas ponen al Partido Conservador al frente de la intención de voto, pero son pocos los capaces o dispuestos a predecir un vencedor en las elecciones.

Con información de Reuters

No te pierdas: Libro de AMLO, el más vendido en Amazon; supera a Harry Potter

 

Siguientes artículos

Mexicanos demandan a Walmart por tiroteo en Texas
Por

La SRE informó que la firma de abogados Lynn Coyle presentó las demandas en coordinación con el Consulado General de Méx...