El análisis y el “buen ojo” para tomar decisiones sobre entrar o no a un negocio han forjado los cimientos de Banco Base en 32 años de existencia, cuenta el director general y dueño, Lorenzo Barrera Segovia, quien nació en Monterrey, Nuevo León, en 1958, quien es Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Desde la “Sultana del Norte”, el empresario regiomontano nos platica brevemente sobre sus inicios en el mundo bancario y financiero mexicano, cómo el banco ha sorteado diferentes crisis en el país, y cómo el análisis en la toma de decisiones hizo que no tomará un negocio “fácil” y así evitar problemas con la justicia.

Emprendedor financiero

El primer contacto del dueño de Banco Base con el sector bancario fue cuando entró como analista financiero en arrendadora Banpaís, para luego forma parte del Departamento de Cambios en Banpaís, que era parte de Grupo Vitro.

PUBLICIDAD

Tras trabajar en Banpaís, Lorenzo Barrera Segovia decidió emprender su propio negocio, ya que contaba con experiencia y tenía una cartera de 300 clientes empresariales que requerían de divisas de una forma más oportuna y con una capacidad de respuesta mejor, por lo que así fue como nació Banco Base en 1986.

“Algo que nos ha ayudado es que somos una empresa que siempre ha estado muy bien informada. No nos dejamos vislumbrar por negocios rápidos que no tienen fundamento, analizamos bien a los que vamos a entrar, así como a los modelos que vamos a emprender”, destaca el empresario.

Estos principios se han trasladado en buenos resultados que se pueden observar en su último reporte trimestral en el que la utilidad acumulada de Banco Base ascendió a 348 millones de pesos (mdd), lo que representó un aumento de 98% mayor con relación a lo obtenido en 2016.

Las ganancias del banco se sustentaron en el sólido crecimiento del volumen de operación de las tres unidades de negocio, acompañado por el incremento de la participación de mercado y de una diversificación gradual de sus fuentes de ingresos, de acuerdo con el reporte que envió a la Bolsa Mexicana de Valores.

Esta institución bancaria se convirtió en casa de bolsa en 2005, seis años después dio el paso para ser banca múltiple y grupo financiero, y a principios de inició de año se aventuró en el negocio de arrendadora, cuenta Lorenzo Barrera Segovia.

Actualmente, Banco Base tiene 875 colaboradores y cuenta con 17 oficinas en todo el país, así como en Canadá. Además, tiene más de 15,000 clientes corporativos y una cartera de 5,000 personas físicas.

A pesar de no estar entre los 10 bancos más grandes del país, es una institución bancaria con muchas transacciones en diferentes monedas, ya que maneja más de 2,500 transferencias en divisas al día y éstas son entre los 500 millones de dólares y 800 millones de dólares diarios.

Con ojo para los negocios

Un momento clave para el rumbo de Banco Base fue cuando Lorenzo Barrera decidió no hacer un negocio de compra-venta de divisas en efectivo en Mc Allen, Texas, con un grupo de empresarios en 1992, lo que significó en un acierto, dado que evitó problemas con la justicia.

“Yo pregunté qué tipo de márgenes hay y ellos respondieron el 10%, por lo que yo dije que el máximo era medio por ciento. Me van a vender 20% más, ¿pero a qué se debe?”, relata Barrera.

Con su buen ojo para los negocios, el empresario pensó mal sobre el proyecto y decidió dejar de lado el ofrecimiento; sin embargo, seis de sus competidores decidieron ir por ese negocio, pero al tiempo esto fue contraproducente, pues fueron capturados seis meses después en Las Vegas, Nevada, cuando festejaban el ‘éxito’ del supuesto negocio.

“Uno tiene que ser fiel a sus principios. Tras esta situación tuvimos menos competidores en Monterrey, gracias a que tomamos una buena decisión. Además, el actuar bien en el largo plazo, te paga con creces”, asegura.

Con esta visión, el empresario decidió hace siete años tener los mejores estándares contra el lavado de dinero, debido a que un estudio de Global Financial Integrity señala que México es el tercer país en el mundo con el mayor flujo de recursos financieros ilícitos, con un monto estimado en 53,000 mdd en promedio, entre 2004 y 2013; sólo es superado por China y Rusia, con 139,000 y 105,000 mdd en promedio por año, respectivamente.

Para evitar este mal, el banco contrató a un despacho en Miami que les ayuda con la regulación contra el lavado de dinero. Además, hace cinco años un despacho americano que audita procedimientos de lavado de dinero a grandes bancos en Estados Unidos le emitió su opinión, por lo que contrató un sistema automatizado para esa tarea, además de trabajar en la capacitación y certificación de sus trabajadores.

“Cumplimos con dos regulaciones tanto en México como en Estados Unidos; eso nos ayuda evitar el lavado de dinero, por lo que el riesgo es mínimo”, destaca.

Sin miedo a las crisis y elecciones

En los 32 años en los que Lorenzo Barrera ha estado en el sector bancario y financiero ha enfrentado diversas crisis en el país, como las de 1988, 1994, 2004 y 2008-2009, pero a pesar de lo complicado que podría ser salir avante, el empresario señala que el éxito de saber sortear éstas tiene que ver con el hecho de estar bien informados y atentos.

Reconoce que hay mecanismos en el sector financiero que le permiten a sus bancos como a los demás acotar los riesgos y dar tranquilidad a los clientes. De acuerdo con el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), los bancos cuentan con índices de capitalización superior a 10%, nivel por arriba de las recomendaciones de entidades reguladoras nacionales e internacionales.

Además, México cuenta con el Seguro de Depósitos, que ofrece certidumbre a los usuarios de la banca de que su dinero está seguro y que lo recibirán en el menor tiempo posible.

Al dueño de Banco Base tampoco le inquietan las elecciones que se efectuarán en el país el próximo 1 de julio, ya que es un banco que ha vivido los gobiernos de diferentes partidos políticos, y asegura estar acostumbrado a trabajar con cualquier partido político en el gobierno.

“Somos un banco que no se mete mucho en política, somos un banco dedicado a las empresas y a las personas físicas. Estamos acostumbrados a trabajar con cualquier partido político, pero no tenemos clientes que sean estados o municipios. No tenemos clientes de ese perfil”, expone.

Puedes leer:  Estos son los 16 mexicanos más ricos de la lista Forbes 2018

 

Siguientes artículos

coca-cola
Coca-Cola lanzará la primera bebida con alcohol de su historia
Por

Japón será el primer país en contar con este nuevo producto de la empresa, como parte de su plan de ampliar su portafoli...