Los emprendedores, prestadores de servicios y personas de negocio, que creen que el año se ha acabado, son los que tiran la productividad por la borda desde principios de diciembre y hasta mediados de enero.

Los mismos que se reventarán el aguinaldo en estas fechas para acuñar, golpe a golpe, con sus propias acciones, el término: “la cuesta de enero”

Los mismos que aflojan en los cierres de las carreras y cuando menos se dan cuenta, no llegan al medallero.

Hablamos de las mayorías, del gran nudo, de las masas. De los que recurren a los hábitos de pobres para fugarse de la realidad. Aquellos con pensamientos inmediatistas que buscan el primer pretexto para salir temprano de la oficina, acostarse horas a ver la archisuperultramega pantalla HD que compraron en El Buen Fin (aún sin necesitarla) o irse a gastar dinero en bares o restaurantes.

PUBLICIDAD

Por eso estimado lector este es tu momento, si tienes un negocio, si eres emprendedor, si sabes de lo que te hablo, aprovéchalo.

 

Tu gran oportunidad

Los ganadores utilizan el momento de oportunidad para hacer las distinciones.

  1. No gastes. Recuerda que los ricos compran sus lujos al final.
  2. Vende más, ahorita que la gente tiene dinero, aprovéchalo.
  3. Haz en este momento todas las acciones que te lleven a elevar tu productividad, el año no ha acabado, aprovecha el tiempo, es el recurso más importante que tendrás en la vida.
  4. Adelanta lo más que puedas, reestructura, ordena, prioriza actividades, haz lo que nunca has hecho y hazlo ya.
  5. Invierte en ti o en tu negocio, define una cantidad y haz aquello que te brinde frutos a corto y mediano plazo. En entrenamientos en ventas, en capacitación en negociación, en cualquier factor clave para el crecimiento de tu negocio.

 

Distínguete por hacer la diferencia

Piensa:

Una persona difícilmente se distinguirá en el centro de una cancha de un estadio de futbol, si está acompañada de cinco mil personas más. Por eso haz lo extraordinario, y espérate a que todos se vayan, ¡vístete de rojo y ponte al centro de la cancha!

Los ganadores hacen la diferencia porque actúan distinto, porque deciden dar el extra y eso es lo que los lleva de lo ordinario a lo Extra-Ordinario, son los que avientan el pecho al final de las carreras y dan el Extra cuando los demás se cansan, o cuando los demás ya no están ahí.

El cierre es lo más importante en las carreras, hazlo como si no hubiera mañana y verás que la cuesta de enero existe sólo para los despilfarradores. Vive fuera de lo ordinario y haz lo contrario al resto.

Esto te hará darte cuenta, con hechos y resultados tangibles a corto plazo, porque la tortuga venció a la liebre mientras esta descansaba. ¡Sé mejor que tu competencia, supéralos!

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Consumo privado crece a su mayor nivel en cinco años
Por

En su comparación mensual, el consumo también creció en términos reales 0.9% durante septiembre de 2016 frente al mes in...