Cuando hablamos de la región central de España, la Denominación de Origen (D.O.) Ribera del Duero es un referente ineludible de las regiones vitivinícolas de mayor prestigio en el mundo.

¿Por qué elegir un vino de Ribera del Duero?

Simplemente por ser una de las regiones vitivinícolas más importantes en España y el mundo, ubicada en la meseta norte de España, la cual recorre parte de las provincias de Burgos, Segovia, Soria y Valladolid, nos muestra una región que por su terreno de suelos que cuentan con sedimentos de arenas y arcillas alternando con capas de calizas e incluso calcáreas, exige al máximo a sus viñedos donde la uva tempranillo es la reina de las uvas tintas.

Una región de clima mediterráneo con carácter continental donde las condiciones climatológicas en la región tienen gran influencia sobre el ciclo vegetativo de las viñas en el que las uvas maduran de la mejor forma. Es una zona única y privilegiada donde los viñedos gozan de una excelente maduración al contar con un relieve con cotas de 911 m. y los valles, con una altura topográfica situada entre los 750 y 850 m. una altitud que favorece una maduración equilibrada de las uvas para producir los mejores vinos y que, con el saber hacer de los productores, nos presenta vinos tan elegantes y de alta gama, vinos rosados y en mayoría tintos complaciendo todos los paladares, produciendo desde vinos jóvenes y frutales hasta vinos con gran capacidad de guarda que requieren paciencia para presentar su mejor momento.

Algunos de los principales sellos de distinción en la región vinícola es la vendimia a mano generando un estricto control desde el viñedo hasta la elaboración final en bodega y que, por su proceso de vinificación y envejecimiento, dan como resultado vinos de gran tradición.

La región cuenta con 115 km. de largo y 35 km. de ancho, con una plantación de 23,205 ha. de viñedos en donde se elaboran vinos inimitables con características que los hacen únicos, vinos de gran calidad de cada una de las 315 bodegas instaladas en la zona.

¿Cómo se complementa un vino de Ribera del Duero con la comida mexicana?

Empezando por sus vinos rosados con aromas frutales que se disfrutan al poco tiempo de ser vendimiados, pasando por los tintos jóvenes sin añejamiento en barrica, o con un paso menor a 12 meses y dando paso a los vinos crianza de ligeras notas a fruta y madera para llegar a los reserva y gran reserva de gran bouquet con carácter robusto y complejo,  podemos encontrar en cada estilo un acompañamiento perfecto entre la frescura del mismo vino y su acidez vibrante que complementarán a aquellos platillos de la comida mexicana de gran sabor y tradición al encontrarse en una fusión de sabores en paladar donde el sabor graso de los vinos y platillos darán por resultado, un maridaje sin lugar a dudas exquisito y único provocando una armonía agradable en paladar.

Así es que por esta y muchas otras virtudes de la Ribera del Duero, te invito a descubrir los inigualables vinos acompañados de nuestra cocina mexicana, déjate convencer, degusta y convierte los vinos de Ribera del Duero en tus vinos favoritos.

Por: Luis Morones, Wine Manager Sommelier, Grupo Presidente / Wine Ambassador Consejo Regulador D.O. Ribera del Duero.

 

Siguientes artículos

‘No somos vendepatrias’, dice familia LeBarón; pide aceptar ayuda exterior contra cárteles
Por

La familia LeBarón consideró que el gobierno mexicano carece de recursos para proporcionar seguridad en partes del país...