A pesar que el precio del dólar llegó a 20.17 pesos en su cotización máxima a la venta en los bancos de la Ciudad de México, las firmas tecnológicas como Apple, Samsung y LG no tendrán de qué temer en términos de ventas  en nuestro país.

Al menos en el último trimestre de este año, mercados como el de tablets, smartphones o consolas de videojuegos no reflejarán caídas en sus ventas en México, pues se prevé que eventos como el Buen Fin, Navidad y el fin de año rescaten las compras.

Cuando entramos al último trimestres, las ventas de tecnológicos se incrementan porque vienen diversas ofertas, como el Buen Fin y la temporada navideña. La gente tiene más dinero disponible y su aguinaldo; prevemos que esto ayudará a balancear las compras ante el actual valor del dólar, dice Fernando Esquivel, analista de la firma The Competitive Intelligence Unit CIU).

En la edición pasada del Buen Fin, la Secretaría de Economía estimó ventas por 80,000 millones de pesos, de los cuales 34.7% fueron en ropa y calzado, 20% en dispositivos de tecnología y electrónicos y 18% en productos para el hogar.

PUBLICIDAD

Lee también Rolex le gana a Apple en los relojes más deseados

El escenario para la venta de productos electrónicos es diferente del que podría tener cualquier otro, ya que a diferencia de artículos como ropa, los electrónicos son los favoritos de los mexicanos. Tan sólo en el país, al cierre del primer trimestre de este año se contabilizaban 79.98 millones de smartphones, 34.7% más respecto al mismo periodo del año pasado. Con esta cifra se estima que la adopción de teléfonos inteligentes en México cerrará el año con 82.7% de las líneas móviles.

“Los smartphones ya son algo esencial para México; con los videojuegos pasa lo mismo. Aun con las crisis económicas, los mexicanos siguen comprando consolas. Es esencial esto para nosotros”, señala el analista.

 

En Asia manufacturan y en EU ensamblan

Firmas como Apple, Samsung, LG, Sony y Huawei tienen sus centros de manufactura y plantas de fabricación en Asia. Para el proceso de producción de teléfonos, pantallas, consolas y otros dispositivos tecnológicos, las firmas realizan sus ensambles en Estados Unidos. Esta última parte, a la hora de exportar, es donde puede afectar el incremento del dólar.

“Recordemos que la mayoría de las tecnológicas están situadas en Asia. Allá se produce y se manufactura. Sin embargo, la afectación en cuanto a los costos es en el ensamblado, que es en Estados Unidos, y todo este proceso ya es en dólares. El impacto final es en donde sí afecta la elevación de la moneda y el tipo de cambio, pero para las empresas, no para el usuario final”, concluye. 

 

Siguientes artículos

Precios del petróleo repuntan por baja en reservas de EU
Por

Los datos apuntaron una baja en las reservas de crudo de EU y un alza en las importaciones del energético en Japón, lo q...