El aumento en el precio de los alimentos, derivado del calentamiento global, podría contribuir a mayores niveles de pobreza entre los grupos urbanos.

El calentamiento global ya afecta los cultivos y zonas costeras, además de que pone en riesgo la seguridad alimentaria, hídrica y energética del mundo. Esto representa un riesgo de aumento en los niveles de pobreza, según el Banco Mundial (BM).

En su estudio Bajemos la temperatura de este año, la institución a cargo de Jim Yong Kim explicó que unos de los riesgos asociados al calentamiento global es la continua expansión urbana hacia zonas peligrosas, lo que implica que una creciente proporción de poblaciones urbanas estará en riesgo de sufrir fenómenos extremos relacionados con el clima.

PUBLICIDAD

El Banco Mundial detalló que otro riesgo es el aumento en el precio de los alimentos y su contribución a los mayores niveles de pobreza entre los grupos urbanos.

La organización comentó que los impactos del calentamiento serán mayores entre los grupos socialmente excluidos, cuya capacidad para adaptarse a los fenómenos del cambio climático a corto o largo plazo es más limitada.

Mayores desplazamientos en el mundo y un aumento en la tasa de migración son dos fenómenos que se presentarán debido al calentamiento global, estimó el Banco Mundial.

En este mismo sentido, la organización dijo que la mayoría de los desplazamientos relacionados con fenómenos climáticos extremos, hasta ahora, han sido temporales.

Sin embargo, si el cambio climático convierte algunas zonas en no habitables, esa migración puede aumentar y conducir con más frecuencia a reasentamientos permanentes.

“La migración a gran escala puede plantear desafíos considerables para las relaciones familiares, la salud y la seguridad humana. Existe el riesgo de que grupos desfavorecidos queden atrapados en zonas rurales afectadas, ya que carecen de los fondos o las conexiones sociales para reubicarse”, explicó.

 

Nulos avances contra el cambio climático

El BM señaló que en ausencia de medidas de mitigación a corto plazo y mayores compromisos de reducción de emisiones, se incrementa la posibilidad de alcanzar o superar aumento de temperatura de 4 centígrados en este siglo.

“Los amplios impactos observados recientemente en sistemas naturales y humanos confirman la elevada sensibilidad de muchos de estos sistemas ante el aumento de temperatura y la posibilidad de que se produzcan daños considerables, incluso con bajos niveles de calentamiento.”

Cada vez existen más pruebas científicas sobre las consecuencias de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en siglos posteriores al XXI, destacó.

“Un aumento permanente del nivel del mar a largo plazo, de unos dos metros por cada grado centígrado de calentamiento medio global sostenido, y una acidificación del océano durante varios siglos con amplias consecuencias adversas en los arrecifes de coral, la ecología marina y, en definitiva, todo el planeta”, alertó.

 

Siguientes artículos

Red Lobster y Chili ´s impulsan ventas netas de CMR
Por

El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) creció 1.4% durante el primer trime...