Después de 10 años de un excepcional desarrollo, los mercados emergentes ya están sintiendo una desaceleración, como consecuencia natural del problema global.

 

 

Washington, Estados Unidos.- Se está llevando a cabo un foro de mercados emergentes en esta ciudad. En este foro se revisan las proyecciones y la situación de la economía global y en especial la de mercados emergentes de todo el mundo.

PUBLICIDAD

Las noticias globales no son buenas, la economía  mundial caminara un largo camino que será de crisis en crisis; por lo que corresponde a los mercados emergentes, después de 10 años de un excepcional desarrollo, ya se está sintiendo una desaceleración, como consecuencia natural del problema global.

Referente a la situación de Latinoamérica, la región para el futuro solamente crecerá el 2.8%, esto entró otras cosas, por el hecho de que las exportaciones a mercados desarrollados han bajado de manera significativa.

Esta situación obligaría a los países de Latinoamérica a tratar de enfrentar la actual situación económica bajo dos estrategias específicas: la primera es desarrollando sus mercados internos como una opción de crecimiento; y la segunda sería incrementando la inversión entre los mismos países de la región y haciendo que los empresarios inviertan en sus propios países.

Desafortunadamente, estas recetas no funcionan de gran manera en la región, primero por que desafortunadamente una depende de la otra, mientras los empresarios de la región no inviertan en sus propios países, va a ser muy difícil generar la activación del mercado interno, respecto a la inversión en otros países, puede ser que se de un poco más que la inversión en sus propios países, pero en la región sufrimos de un problema cultural al respecto.

Primero está el factor cultural y los pleitos históricos entre los diferentes países, pero el problema que más consideró que afecta es que la cultura de los empresarios en Latinoamérica es que tienen una cultura de cuidado, de poco riesgo, básicamente es una cultura empresarial rentista, en donde el primer pensamiento es que la reinversión de las utilidades, son invertidas en el sector inmobiliario, en donde pueden asegurar la plusvalía y recibir rentas seguras.

Otro factor que afecta a esta cultura, es el hecho de que nuestra región, a los empresarios si piensan en inversión en ciertos sectores, se prefiere más el mercado de las franquicias que el de inventar o desarrollar innovación, si revisamos lo que producimos a nivel regional, son verdaderamente pocas industrias o productos de riesgo, son pocos los ejemplos y sólo se me viene a la mente el caso de Embraer en Brasil.

Parte de la cultura que nos detiene en el desarrollo económico es otra mancuerna perversa, el primer factor de esta mancuerna es la idea de no pagar impuestos y la segunda es el hecho de en el fondo tener culturas de monopolio, la primera nos lleva a que para cuidar los mercado internos, cancelamos todo tipo de riesgo de innovación, la segunda obliga a mantener la primera y a tratar de cerrar la competencia y los mercados para poder seguir siendo los únicos y que no exista riesgo de competencia, o en caso de que sea necesaria, que esta sea controlada o creada por los mismos grupos empresariales.

Uno de los problemas más graves de los mercados emergentes es el hecho de que en general es muy necesario hacer reformas estructurales como una constante en todos los países, y todas estas reformas tan orientadas a romper las leyes que han sido creadas para mantener la cultura de control, cuidado de las industrias nacionales, que finalmente son monopolio.

Al ver este escenario, recordé el comentario de un empresario japonés, hace muchos años cuando en el Banco que trabajaba, organizábamos misiones de inversión extranjera para desarrollar el mercado de maquinadoras, la misión japonesa regresaba de ver empresas en el norte del país, cuando pregunte a los empresarios cual era la opinión de los empresarios y empresas visitadas, uno de los más grandes empresarios dijo, no entiendo a los empresarios mexicanos, nos presentan las empresas como el mejor negocio existente, pero nunca nos responden, que si son tan maravillosos negocios, ¿cuál es la razón de venderlas?, creo que esto resume un poco la mentalidad de los empresarios de la región.

 

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: www.twitter.com/@Marcovherrera

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

ProMéxico es tu aliado en el exterior
Por

PUBLIRREPORTAJE: ProMéxico tiene apoyos y servicios para que tu empresa exporte. A través de 34 oficinas en 25 países pr...