Después de que la digitalización llegó a la industria musical, primero a través del MP3 y más tarde del streaming , los formatos físicos perdieron fuerza en el mercado. Luego, un poco más tarde, en 2006, Spotify empezó su conquista de los consumidores, lo que dio el tiro de gracia al disco compacto y aún más allá, a lo que quedaba del nostálgico vinil (o eso parecía hasta ahora).

El vinilo está de vuelta y se mantiene fuerte entre las venta de productos físicos de música, con un ingreso de hasta 10% del total de la industria musical a 395 millones de dólares (mdd) de ventas durante el 2017, sólo por debajo de los ingresos del vinil,  según datos de la Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por sus siglas en inglés).

Los productos físicos en la industrial disquera representan 17% del total de las ventas, mientras que la preferencia por CD ocupa sólo 6% a 1.1 mil millones de dólares (mmdd), una caída de este formato.

Aunque los ingresos por vinilos están aumentando, los productos físicos todavía están lejanos a las plataformas de streaming, que son el primer lugar entre las preferencias de los consumidores de música con 65% de popularidad a 5.7 mmdd en ventas.

PUBLICIDAD

El servicio de streaming continua aumentando con un alcance mayor comparado con los 4 mmdd en 2016, principalmente en servicios como Spotify, Amazon y YouTube.

Durante 2017, los ingresos de música grabada en Estados Unidos aumentaron 16.5% a 8.7 mmdd en ventas minoritas, señaló la RIAA.

 

Siguientes artículos

Reciben ocho propuestas para construcción del drenaje del nuevo aeropuerto
Por

GACM recibió ocho propuestas para la Construcción del Túnel del Drenaje Pluvial Profundo del nuevo aeropuerto, cuyo gana...