El capo, detenido en la madrugada en su estado natal Sinaloa, fue trasladado por la noche en un helicóptero al penal del Altiplano, de donde se fugó el año pasado en un suceso que humilló al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Vestía playera y pantalón deportivo azul oscuro.

 

Reuters

El narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, capturado hoy viernes por elementos de la Marina, auxiliados por la agencia estadounidense DEA, volverá al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, precisamente de donde se fugó hace seis meses.

PUBLICIDAD

Esto lo confirmó la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, en conferencia de prensa en el hangar de la dependencia en el Aeropuerto de la Ciudad de México.

El capo, detenido en la madrugada en su estado natal Sinaloa, fue trasladado por la noche en un helicóptero al penal del Altiplano, de donde se fugó el año pasado en un suceso que humilló al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Vestía playera y pantalón deportivo azul oscuro.

Una fuente de alto rango de seguridad dijo que en la aprehensión habían participado efectivos de la Marina mexicana apoyados por agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) y alguaciles estadounidenses.

El capo y su jefe de seguridad fueron interceptados por efectivos cuando huían en un auto que tomaron al salir de una alcantarilla tras evadir a las autoridades por los drenajes, reveló la Procuradora General, Arely Gómez. Luego fueron llevados a un hotel a esperar refuerzos en la ciudad Los Mochis.

Ambos hombres habían logrado escapar poco antes de un enfrentamiento armado entre efectivos y sicarios que ocurrió en un domicilio que habitaban y había sido vigilado por un mes. En el evento fallecieron cinco aliados del narcotraficante.

Como hace casi dos años, el capo del poderoso cártel de Sinaloa fue detenido en su propia tierra, luego de permanecer fugitivo y burlar los operativos de la Marina.

Gómez reveló que uno de los elementos que contribuyó a dar con el paradero de Guzmán fue que descubrieron su intención de filmar una película autobiográfica, “para lo que estableció comunicación con actrices y productores lo cual forma parte de una nueva línea de investigación”.

Su captura representa una victoria para Peña luego de que la espectacular huída de prisión por un túnel el año pasado cimbrara al Gobierno y evidenciara la capacidad del delincuente de corromper y amedrentar a las fuerzas de seguridad.

Estados Unidos tiene un pedido de extradición sobre el capo, enemigo público número uno de la ciudad de Chicago y considerado el mayor introductor de drogas ilícitas a ese país. El Gobierno mexicano está de acuerdo en extraditarlo, pero no quedaba claro cuánto podría tardar el proceso.

“La DEA está extremadamente satisfecha con la captura del Chapo Guzmán. Felicitamos al gobierno de México y saludamos la valentía en su captura”, dijo la agencia estadounidense en su cuenta oficial de Twitter.

La fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, dijo que ahora Guzmán deberá responder por todos sus delitos.

Además de traficar cientos de toneladas de drogas, Guzmán está acusado de ordenar cientos de asesinatos cuando libró sangrientas luchas con grupos rivales para controlar Ciudad Juárez y Tijuana, por donde ingresan gran parte de las drogas a territorio estadounidense.

 

El capo convertido en leyenda

Guzmán se fugó el 11 de julio del año pasado por un túnel cavado hasta la ducha de su propia celda en el penal del Altiplano, considerado como uno de los más seguros del país, contando con la supuesta complicidad de sus guardias y una cuidadosa estrategia montada desde fuera por sus lugartenientes.

El escape -que inspiró una película que se estrenará este mes- provocó el relevo del comisionado nacional de Seguridad, una figura clave en el equipo de seguridad del presidente, y el arresto de 34 personas, varios de ellos custodios del penal.

Desde su fuga, los abogados de Guzmán interpusieron varios amparos para frenar el proceso de extradición a Estados Unidos, que han sido desechados debido a la ausencia del involucrado, dijo el viernes a Reuters una fuente judicial.

Peter Carr, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, dijo que el pedido de extradición está vigente.

El capo, padre de al menos nueve hijos algunos de los cuales se especula que ya integran la dirigencia del cártel, no había sido presentado aún ante la prensa, aunque ya había sido trasladado de Los Mochis a la Ciudad de México.

“El Chapo”, de 58 años y apodado así por su baja estatura, se convirtió en leyenda por su capacidad para evadir a las autoridades. Su marca registrada han sido los túneles en la extensa frontera entre Estados Unidos y México por los que ha traficado cientos de toneladas de drogas.

Guzmán, que alguna vez apareció en la lista de multimillonarios de la revista Forbes, fue detenido por primera vez en 1993 en Guatemala y trasladado a México. Pero se fugó del penal de Puente Grande en enero del 2001 y mientras algunas versiones dicen que lo hizo escabullido en un carrito de lavandería, otras aseguran que se vistió de policía.

El cártel de Sinaloa es considerado una de las mayores organizaciones de narcotráfico del mundo, dedicada al trasiego de drogas como cocaína, metanfetaminas y heroína.

La fiscalía federal de México ofrecía 60 millones de pesos (3.35 millones de dólares) por datos que llevaran a la captura del narcotraficante.

 

 

Siguientes artículos

CES 2016: Razer reinventa la laptop para gamers
Por

La Blade Stealth es una poderosa ultrabook de poco más de un kilo y 13 mmd espesor cuyo precio va de los 1,000 a los 1,5...