Hay varios tratamientos médicos y conductuales aprobados por la OMS para dejar de fumar. El cigarrillo electrónico o e-cig no es uno de éstos.

 

En México y en todo el mundo, el tabaquismo sigue siendo un problema de salud pública, con un importante impacto directo sobre la salud de la población, pero también sobre la economía de los países.

Según el Departamento de Investigación para el Control del Tabaco del Instituto Nacional de Salud Pública, en 2014 en Latinoamérica murieron 1,039 personas cada día a causa del tabaquismo. Además, se gastan más de 33,000 millones de dólares al año para el tratamiento de problemas de salud provocados por fumar.

PUBLICIDAD

Hay que saber que el fumar no solamente provoca cáncer de pulmón, sino también afecciones crónicas como EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y otras cardiovasculares que darán lugar a incapacidad en quien la padezca.

Hay varios tratamientos médicos y conductuales aprobados por la OMS para dejar de fumar. El cigarrillo electrónico o e-cig no es uno de éstos.

En agosto de 2014, la OMS publicó un informe sobre los sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) o cigarrillos electrónicos, en el cual se indica que es urgente regular estos dispositivos, que se están comercializando como ayudas para dejar de fumar o como “alternativas más sanas” al tabaco.

De acuerdo con este informe, desde el 2005 la industria del cigarrillo electrónico ha pasado de tener un fabricante chino a ser ya un negocio en todo el mundo, con más de 450 marcas.

La OMS, mediante el informe de los SEAN, especifica claramente que hasta el momento no existen pruebas suficientes para afirmar que esos sistemas ayuden a dejar de fumar y, de hecho, se declara que no son solamente “ vapor de agua”, como los comercializan.

Se ha visto que se ha incrementado el uso del e-cig en los adolescentes, lo que podría promover que se incremente la adicción a la nicotina en este sector de la población, haciendo un daño al cuerpo similar al cigarrillo tradicional, y, en consecuencia, haciendo que sea más fácil que próximos adultos desarrollen una adicción al tabaco.

Hace algunos días, la Cofepris en México aseguró más de 9,000 de estos dispositivos y accesorios que se encuentran prohibidos por la legislación sanitaria, de acuerdo con la Ley General para el Control del Tabaco, se encuentran restringidos y está prohibida su comercialización y promoción en todo el país.

Aun así es muy común verlos en restaurantes y plazas, y mucha gente lo utiliza de manera indiscriminada.

Es importante que sepas que no es tan seguro como lo promocionan. Probablemente tenga efectos menores que el tabaco, pero no funciona para dejar de fumar, si es que ésa es la intención, y si no está regulado aún, más valdría evitarlo.

Si uno de tus propósitos de año nuevo es dejar de fumar, no es recomendable adquirir uno de estos aparatos. Si te cuesta mucho trabajo cambiar este hábito, puedes acudir con tu médico o con un coach o psicólogo que te ayude a ir dejándolo, y lograrlo de manera segura y para siempre.

¡Hasta la próxima!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Gobierno puede recortar gasto público en 0.6% del PIB para 2016: Banamex
Por

Banamex señaló que las cuentas fiscales seguirán teniendo una cobertura natural y económica en 2016 ante los petroprecio...