Por Francisco Coll Morales*

Durante los últimos años, desde la entrada a la presidencia de Donald Trump, Estados Unidos está sufriendo una verdadera crisis social en materia de inmigración y trato con el colectivo hispano residente en los Estados Unidos. No podemos hablar de un contexto de rechazo generalizado en todos los Estados Unidos, pues para la mayoría de los ciudadanos norteamericanos, el colectivo hispano no es una amenaza.

El colectivo hispano en los Estados Unidos es un colectivo que está cogiendo cada vez más fuerza, estamos viendo grandes iniciativas estatales que abogan por la protección y promoción del mismo. Ante una comunidad que aporta un gran porcentaje al PIB nacional, así como todo el aporte cultural a la sociedad, llegando a posicionar el idioma español como segundo idioma del país, por lo que comenzar un movimiento de expulsión contra un colectivo con tanto peso sería un grave error por parte del Gobierno americano.

Pese a esto, el presidente Trump sigue aplicando unas políticas basadas en la represión y la contención con el fin de frenar la entrada de más hispanos al país. Por esto, muchos son los movimientos hispanos que se están generando, por ejemplo en Nueva York, donde todos los consulados hispanos junto al Gobierno Español, alcaldía de Nueva York y miembros hispanos de los gobiernos de Bush y Obama están generando el mayor evento hispano de los Estados Unidos, todo ello a través del New York Summit.

PUBLICIDAD

Este tipo de iniciativas, en un contexto como el que se vive actualmente en Estados Unidos, se vuelven completamente necesarias, pues estamos ante una iniciativa, que junto a otras, promueven e impulsan el talento y el empoderamiento de un colectivo histórico y que tiene el reconocimiento oficial del gran aporte que hizo para la historia de los Estados Unidos.

El New York Summit nace con esta premisa, poner en valor a un colectivo, a la vez de resaltar el talento de grandes personalidades hispanas. Además, según el presidente de esta iniciativa, Ray Cazorla, durante el evento se sumarán personalidades de la ONU, así como miembros diplomáticos representantes de todos los consulados hispanos en los Estados Unidos junto a sus Cámaras de comercio en un evento que pretende marcar un antes y un después para un colectivo que no está atravesando su mejor momento.

Según el presidente de esta iniciativa, Ray Cazorla, “Creemos fielmente en que el mundo precisa de iniciativas y movimientos que aboguen por determinados colectivos, al igual que hizo Martin Luther King o Rosa Parks en su día, solo que hoy en día es muy difícil que una única persona llegue a provocar este cambio tan necesario. Por ello nace el NY Summit, con la intención de actuar como el agente de cambio que provoque concienciación en la sociedad mundial y se reconozca al colectivo hispano ese gran aporte que este hace al mundo”, Concluía Cazorla.

Podríamos decir que ante este tipo de iniciativas, el colectivo hispano podría tener el verdadero reconocimiento que merece, pero si es cierto y como explica muy bien Cazorla, no existe una constancia total,  por parte de los gobiernos, de lo que ocurre con el colectivo hispano en los Estados Unidos, por lo que existe la necesidad de que se sigan desarrollando este tipo de acciones que promuevan la puesta en valor de una comunidad, de valor inmenso,  que no deja de luchar por unos derechos más que merecidos.

*Director de desarrollo de negocio de HAC Business School de Nueva York.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Oleadas de inmigrantes, otro reto para México
Por

En los años ochenta se tuvo que atender a miles de inmigrantes en México y se hizo con el despliegue de políticas públic...