El contenido no debe estar atado a las restricciones de un formato específico, sino ser creado para que pueda adaptarse con facilidad a otros medios.

 

 

En enero de 2010, Razorfish Media, una agencia estadounidense, y la empresa de investigación Semantic Universe, comenzaron a documentar cómo las empresas de contenido –en radio, televisión, periódicos, libros, etcétera– se estaban adaptando a las nuevas demandas del mundo digital. ¿Quién estaba innovando? ¿Qué tecnologías podían ser utilizadas de maneras nuevas y diferentes? ¿Qué aprendizajes hay en las experiencias de otros?

PUBLICIDAD

Para explorar sobre estas preguntas, Rachel Lovinger, directora de estrategias de contenido de Razorfish, fue directo a la fuente y entrevistó a 20 editores de los medios más relevantes en ese momento, incluyendo a personas de The New York Times, BBC, CBS, The Wall Street Journal, así como a expertos en tecnologías semánticas.

El resultado de esta investigación es un documento titulado “The Nimble Report”, en que la palabra “nimble”, en inglés, significa “ágil”, “rápido” y “fácil de entender”, y se refiere tanto al diseño del contenido como a una metodología para lograr que éste pueda adaptarse a los medios electrónicos.

Una de las conclusiones de “The Nimble Report” es que el contenido debe ser libre, en el sentido de que no debe estar atado a las restricciones de un formato específico, sino que debe ser creado para que pueda adaptarse con facilidad a otros medios, desde offline hasta online o hacia cualquier tamaño o formato de pantalla. El contenido “ágil” deberá poder ir a donde sea que la gente quiera que vaya, y en particular, el contenido deberá ser móvil y social.

En los entornos digitales, las restricciones de los medios desconectados como el número de páginas en un libro o una revista son irrelevantes en términos técnicos, así como las limitantes de los sistemas de distribución que en digital son instantáneos y llegan a todo el planeta sin necesidad de intermediarios.

De acuerdo con el reporte, la gente no tiene las mismas limitaciones o expectativas en medios digitales que tiene hacia el contenido desconectado: una tableta puede almacenar cientos de libros, películas o canciones, y los usuarios pueden leer tweets de 140 caracteres o archivos PDF de 800 páginas. El potencial de la Media Ágil es enorme, especialmente cuando se trata de nuevos modelos de negocio, pero ése es un tema para otro día.

El Contenido Ágil está libre de las limitaciones de la media tradicional, pero creado de una manera que aún logra informar, educar y entretener. Libre de restricciones, permite que la gente lo consuma de formas nuevas, sin perder el contexto que lo vuelve útil y significativo.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mauricioangulo

Correo: [email protected]

Twitter: @TesseractPages

Página web: Tesseract Pages

Blog: Tesseract Pages

Facebook: leyendomas

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

El ADN del empresario exitoso en Centroamérica
Por

Resistencia, capacidad y cautela en extremo son algunas de las características del hombre prototipo de negocios en Centr...