Lo más seguro es que el peso se mantenga depreciado, y con ello se afecte al alza la inflación. Así, la reducción en el crecimiento del PIB podría resultar mayor a medio punto porcentual.

 

Dada la alta correlación entre el presupuesto federal y el gasto de gobierno de las cuentas nacionales, el recorte al presupuesto decretado por el gobierno tendrá un impacto sobre el crecimiento económico, independientemente de si va a inversión o a gasto corriente. Estimaciones económetricas basadas en la realidad histórica indican que el costo del recorte sería de medio punto porcentual en el crecimiento económico del presente año. El impacto podría ser mayor si el recorte recae más en gasto de inversión y si afecta las decisiones de producción de los proveedores del sector público.

Existe una correlación históricamente alta entre el gasto presupuestal del sector público y el gasto de gobierno de las cuentas nacionales. Dentro del gasto presupuestal, el gasto del gobierno federal, tanto corriente como de capital, es el que tiene mayor correlación con su contraparte de las cuentas nacionales, mientras que el gasto de las paraestatales se correlaciona en un grado ligeramente menor. Así, mientras el gasto del gobierno federal tiene una correlación de 0.98, el de las paraestatales es de 0.96 con respecto al gasto de gobierno nominal tanto en consumo como inversión de las cuentas nacionales.

Estimaciones econométricas de las elasticidades indican que un recorte de un punto porcentual en el gasto presupuestal del sector público nominal (gobierno federal y paraestatales) ocasiona una reducción de 0.5 puntos porcentuales en el gasto de gobierno nominal de las cuentas nacionales (consumo e inversión pública) en el mismo periodo. Es decir, el efecto del recorte al presupuesto no se transmite uno a uno al gasto de las cuentas nacionales. Pero tampoco se transmite de un solo golpe, sino más bien a través de algunos periodos. Así, la elasticidad de largo plazo indica que el efecto acumulado de un recorte de un punto porcentual en el presupuesto es de 0.7 puntos porcentuales sobre el gasto de gobierno y toma cuatro trimestres para transmitirse completamente a las cuentas nacionales.

Con base en lo anterior, el recorte al gasto de 0.7% del PIB que el gobierno anunció tanto para el gobierno federal como para las paraestatales ocasionará una reducción en el gasto de gobierno (consumo e inversión) de las cuentas nacionales de 0.49 puntos porcentuales del PIB nominal. Esto significa que el gobierno deja de gastar dicho monto de dinero en la economía, afectando tanto al consumo como a la inversión pública. En otras palabras, el PIB nominal se reduce en medio punto porcentual.

Si el recorte al gasto no afecta la inflación, entonces todo el ajuste en el PIB nominal lo absorbe el crecimiento de la economía real. Por lo tanto, el crecimiento en el año se reduciría en medio punto porcentual. Si la inflación se reduce como resultado del ajuste fiscal, lo cual es un supuesto que la realidad mexicana no confirma, entonces el efecto sobre el crecimiento podría ser menor. Lo más seguro es que el peso se mantenga depreciado, y con ello se afecte al alza la inflación. Bajo estas condiciones, la reducción en el crecimiento del PIB podría resultar mayor a medio punto porcentual en un ambiente de inflación mayor a la originalmente estimada en el presupuesto.

Así, la única explicación de que el recorte no afecte al crecimiento no está en el argumento de que es gasto superfluo e ineficiente, sino más bien en el supuesto de una “superefectividad” de la política monetaria para lograr que la inflación se caiga con el recorte al gasto. Éste en un supuesto difícil de sostener, a menos que la economía se caiga y crezca muy por debajo de su potencial.

Así, considerando que el crecimiento se reducirá en medio punto porcentual, hemos revisado nuestro estimado de 3% a 2.5% para el año.

 

Contacto:

Twitter: @AlfredoCoutino

Página web: Alfredo Coutino

 

Nota: Las ideas expresadas son de la exclusiva responsabilidad del autor y bajo ninguna circunstancia deben ser atribuidas a la institución para la cual trabaja.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

10 películas que todo empresario debe ver
Por

El cine, además de entretener, puede convertirse en una herramienta para reforzar la pasión de todo empresario por sus p...