El fundador de uno de los seis sitios más visitados por la humanidad, un espacio más popular que Amazon y Twitter, junto con la directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia, Lila Tretikov, charlan con Forbes sobre el futuro de Wikipedia, la importancia del acceso libre al conocimiento y cómo es que no es inmensamente rico, como podría pensarse. 

 

Por Jennifer Juárez

“Si eres bueno en algo, nunca lo hagas gratis”, dice un Guasón interpretado por el fallecido actor Heath Ledger en alguna de las películas de Batman. Los fundadores de los gigantes de la tecnología ciertamente le han hecho honor a ese principio.

PUBLICIDAD

Jimmy Wales es la excepción que confirma la regla. Solamente es famoso. Fundó en 2001 el sexto sitio más visitado de la web hoy en día: Wikipedia, y no se volvió millonario en el proceso.

“¿Por qué lo hago?: Para cambiar al mundo. No tiene nada que ver con el dinero. Lo sé, trabajas para Forbes, así que es un tema para ti, pero si hablas con los verdade­ros emprendedores de internet, los Zuckerberg, gente como Elon Musk, Larry Page, Sergey Brin, ellos están dispuestos a perder todo. Su dinero es una vergüenza, se entro­mete en el camino. Obviamente les ayuda a lograr cosas, pero no es por eso que comenzaron”, aclara.

Wikipedia es una enciclopedia libre que está disponible en 287 lenguajes. Hasta marzo de 2015, según Alexa, era el sexto sitio más visitado de internet, después de Yahoo, Baidu, YouTube, Facebook y Google. Y por encima LinkedIn, Twitter e incluso Amazon.

The New York Times dice que si Wikipedia aceptara banners y anun­cios de video, probablemente estaría valorada en unos 5,000 millones de dólares, pero sus miembros, la comunidad que la alimenta de contenidos, probablemente se rebelaría.

Dice que Wales sufre también este problema, es uno de los vo­ceros que más viaja por el mundo propagando su discurso de la libertad de Internet, con un estilo de vida decente, pero que en nada se compara con las historias de derroche de Silicon Valley.

Según el diario estadunidense, la fortuna del creador de Wikipe­dia apenas asciende a 1 millón de dólares. De hecho, menciona que hizo mucho dinero como trader en Chicago, dinero suficiente para no tener que trabajar nunca más incluso antes de fundar Wikipedia. Pero eso era antes de tener familia y nuevos compromisos financieros.

Wales, junto con la directora ejecutiva de la Fundación Wikime­dia, Lila Tretikov, charla con Forbes sobre el futuro de Wikipedia, la importancia del acceso libre al conocimiento y cómo es que no es millonario. De entrada nos cuenta que ha estado en México más veces de las que puede contar y aprecia más los lugares “locales” que los paraísos vacacionales masivos como Cancún o Puerto Vallarta.

sitio_wikipedia1_buena

Tu primer emprendimiento en Inter­net, en 1996, era un sitio con conte­nido para adultos, tipo Maxim, según Wikipedia. ¿Cómo cambiaste de ese enfoque de negocios hacia uno de proveer conocimiento gratuitamente?

En primer lugar, lo de sitio erótico es erróneo. Es un mito muy popular que a la gente le gusta. El puente con Wikipedia fue la idea de hacer algo donde la gente venga y construyan juntos. La ra­zón por la que obtuvo esa reputación es que, en los primeros días del Internet, y también es la naturaleza de la gente —la gente ama indexar a actrices y ese tipo de fotogra­fía—, ése era uno de los temas más populares en el sitio. Pero pensaba en que hay tantas cosas en las que la gente puede cooperar y cons­truir cosas. Veía que Yahoo estaba construyendo este índice de bús­queda y pensé: ¿por qué contratar a cientos de personas para hacer eso, si puedes encontrar a gente a quien le apasiona un tema y si es experto en ese tema puede reunir las ligas hacia los mejores sitios y curar esa parte? La razón por la que al final no funcionó es la misma por la cual Yahoo no funcionó, y es que los algoritmos son mucho mejores para servir a la red y tenía más sentido hacerlo como Google lo hace, con computadoras. Y la enciclopedia todavía tiene que hacerse por los seres humanos. Nadie ha descubier­to cómo hacer juicio editorial con inteligencia artificial y pienso que eso no ocurrirá en mucho tiempo. Mi trabajo en Internet siempre ha sido acerca de empoderar a las personas para construir cosas.

 

¿Así que no era un sitio para hombres?

Esa parte era muy popular en el sitio, pero lo que hicimos era un buscador similar a Yahoo.

La conocida como “madre de internet” entre algunos círculos de expertos en cómputo, por la crea­ción de protocolos que permiten el intercambio de datos en una red, Radia Perlman, expresó recien­temente sorpresa por el funcio­namiento del modelo de edición abierta de Wikipedia.

“Si me hubiesen preguntado hace 20 años cómo se iba a ver Internet, no habría tenido idea. Hay muchas cosas ahí que es imposi­ble que funcionen, pero lo hacen, como Wikipedia… el hecho de que cualquiera pueda editarla; tendría que estar llena de quejas y otras cosas, pero es una gran fuente de información bien escrita y precisa, es sorprendente”, dijo Perlman en el Campus Party en Guadalajara en julio pasado.

A pesar de que no siempre está de acuerdo con su propia biografía en Wikipedia (pero tampoco la edita), Wales insiste en la importan­cia de mantener la precisión de la enciclopedia en la que 439 millones de usuarios confían cada mes.

“El principal criterio para la inclusión o no en Wikipedia es la verificabilidad. Hay fuentes buenas, de alta calidad, externas, donde puedes verificar la información. Si es solamente algo que alguien dice, pero no puedes encontrar la fuente en ningún lado, entonces no es realmente posible tenerlo en Wikipedia”, señala Wales.

 

Más allá de los errores de hecho, ¿cómo combaten los ataques para crear caos en Wikipedia, el vandalismo?

Tretikov responde—: “Hay mu­chas formas en las que lidiamos con vandalismo, tanto humanas como automatizadas. Tenemos software creado por voluntarios y por em­pleados que detecta las ediciones malas en un minuto, así que el 98% de las ediciones malas se borran en un par de minutos del sitio. Esta­mos desarrollando nuevas técnicas que usan inteligencia artificial para revisar la calidad de cada edición, así que cada vez que haces un cam­bio, el software escanea la precisión y el valor de lo que has hecho y le da esta información a los edito­res que hacen las revisiones, para indicar ‘esta edición es altamente valiosa y la dejo pasar’, o presentár­sela a un editor para que se asegure de que es buena.”

 

Wikipedia se opuso a la ley antipirate­ría SOPA y apoyan la libertad de infor­mación. ¿Cómo podemos encontrar un balance entre la libertad de información y los derechos de autor de la gente que produce este conocimiento?

Tretikov ataja nuevamente—: “Si la principal línea de negocio de alguien es la producción de conocimiento, ¿cómo son recom­pensados por ello? Hay múltiples modelos para ello, incluyendo los modelos más altruistas, donde el conocimiento está disponible gratuitamente, pero la gente par­ticipa activamente en esa crea­ción. Los modelos innovadores de financiamiento colectivo, donde haces una propuesta y cualquiera puede contribuir para financiar tu proyecto, serán muy importantes para el futuro. Los modelos actuales corporativos son tan restrictivos que efectivamente están arrebatán­dole el poder al que hace el trabajo, la persona, el autor, el periodista, el escritor, obtiene entre una mínima y ninguna recompensa por ello, y los que son recompensados son los intermediarios entre el productor y el consumidor de la información. Definitivamente tenemos que ver una reforma de (las leyes de) dere­chos de autor conforme avanzamos en la era digital.”

Wales añade—: “Y para ser cla­ros, nunca hemos sido anti derechos de autor. Nuestra comunidad en cierta forma se apoya en los dere­chos de autor, porque licenciamos todo con una licencia gratuita, que permite la gente copiar y distribuir de forma gratuita. Pero si otras per­sonas quieren escribir cosas y ven­derlas, está muy bien para nosotros. Trabajamos mucho con derechos de autor y lidiamos con muchos asun­tos y vemos muchos problemas que tienen que ser reformados con la voz de los creadores públicos, no sólo de las empresas de discos y de pelícu­las, que son esos intermediarios. Sus intereses no son necesariamente los de los creadores.”

 

Un amigo decía que Wikipedia debería haberse llamado Myhomeworkdone. com (MiTareaHecha.com). México está viviendo cambios con la implementa­ción de la reforma educativa. Cuando era niña iba a la biblioteca y aprendía porque copiaba, reescribía y estudiaba. ¿Qué aprenden los niños cuando pue­den hacer copy-paste? ¿Qué ventajas puede dar Wikipedia a estos niños cuyo cerebro está conectado de manera dis­tinta, que ya no usan habilidades como la memoria?

Tretikov toma la pala­bra—: “He viajado mucho y conocido a muchos niños y con adultos jóvenes que están aprendiendo ahora y he visto que la educación se está transformando rápidamente y las habilida­des que los niños requieren ahora son muy distintas al tipo de habilidades que yo necesitaba cuando estaba en la primaria o preparato­ria. La memorización no es tan im­portante porque hay herramientas para ello ahora, pero la síntesis, la investigación, el pensamiento ge­nerativo, el pensamiento crítico, se están volviendo más importantes. Las habilidades que solamente se enseñaban en la universidad ahora se enseñan en primaria. En Israel me reuní con estudiantes de secun­daria. Su tarea era escribir una entrada de Wikipedia sobre su población, y les pregunté qué fue lo más difícil de su tarea. Un chico levantó la mano y me dijo ‘lo más difícil de la tarea es que no había un artículo de Wikipedia’. Cuando estos niños están creando este artículo tienen que hacer mucho trabajo para digita­lizar el contenido, investi­gar y poner el contenido en línea. Dijeron que era la mejor tarea que habían tenido.”

 

Sí, porque escribieron el artículo de Wikipedia, pero en general, los estu­diantes ya tienen el artículo…

Wales interviene—: “Algo que escucho frecuentemente de las personas es ‘Oh, los chicos, de estos días’, y siempre parece que algo está mal. Decían lo mismo cuando yo era pequeño, o dicen ‘son muy visuales, sólo quieren ver videos en YouTube’, pero yo he conocido a muchos niños y están absolutamen­te locos por Wikipedia. Estamos criando a una de las generacio­nes con más entendimiento de la información, que ha crecido con la idea de que cualquier cosa que quieran saber, pueden explorar, y es divertido. Los estudiantes pueden ir más profundo hoy en día porque no tienen que perder tanto tiempo en obtener la información básica. Muchos profesores empiezan a entender que ahora puedes pedir más a los niños de lo que podías pedir hace 40 años, porque tienen los recursos para hacer más y eso es muy emocionante.

 

¿Cuáles son los principales retos de Wikipedia en México?

Uno de los grandes retos es el cambio hacia lo móvil—dice Wales—, que también es una gran oportunidad. El 40% de los mexi­canos no tiene acceso a internet, pero está llegando muy muy rápidamente. Los teléfonos inteli­gentes baratos hoy en día cuestan menos de 50 dólares y esto está provocando una revolución global de acceso para las personas en los grupos de menor ingreso. Espe­raría que la brecha entre la gente que no está en internet y la que sí está conectada se reduzca rápida­mente en los próximos cinco años. México ya es el principal lector de Wikipedia en español, pero obten­dremos más lectores por ese otro 40% del país que se conectará.

 

Actualmente tienen más de 70,000 editores pero en 2007 tenían más de 90,000. ¿Esto podría volverse un pro­blema de producción de contenidos?

Tretikov toma la pregunta—: “El número de editores activos, que son los que hacen más de cinco ediciones al mes, ha sido estable en el último año. El sitio está activamen­te y bien mantenido, así que la información año con año es mejor y más. No tenemos una ecuación precisa de cuántos editores necesitamos, pero los que tenemos ahora están haciendo un trabajo espectacular en mantener la información fresca, actualizada, y muy precisa. Siempre es mejor tener más, porque quieres tener más voces y queremos tener a más gente involucrada, pero no diría que es insuficiente.”

 

¿Cuál es la principal recompensa para los editores; qué los motiva?

Una es esta visión de una enciclo­pedia gratuita para cualquiera en el planeta—dice Wales—. Significa que el tiempo que pasas en Wiki­pedia realmente hace al mundo un lugar mejor. Hemos escuchado esto de muchos editores, que sabes que podrías pasar el tiempo jugando un videojuego o viendo televi­sión, pero en lugar de eso hiciste algo útil para el mundo. Ese es el aspecto de caridad, que es muy importante para mucha gente. Pero también está la diversión: conoces a otras personas listas e interesadas en los mismos temas que tú. Todo el mundo ama la idea de un gran proyecto de caridad, pero nadie trabaja gratis. Si es trabajo, tienes que pagarme por hacerlo, pero si es algo divertido y siento que es bené­fico para el mundo, claro que estoy emocionado al respecto.

 

¿Cuántas entradas de Wikipedia has escrito?

Es difícil decirlo, porque típicamente no escribes toda una entrada, sólo la editas en coope­ración con otros. No lo sé, a lo largo de los años debo haber editado cientos de entradas en distintos momentos.

 

¿Cuántas entradas has editado en el último mes?

Edito Wikipedia casi todos los días. Probablemente cinco o 10. Recién edité un pequeño pueblo en China. Había un párrafo con infor­mación sin fuente sobre corrup­ción y no se veía bien escrito, así que dejé una nota y lo quité. Pero no puedo recordar el nombre del pueblo. Como lector me gusta leer sobre pequeños pueblos. Algo que hago por diversión es ir a una lista, por ejemplo ciudades en China, y escroleo hasta que haya una ciudad de la que no haya escuchado nada y leo esa entrada. Es divertido; es mi pasatiempo (Wales da la impresión de tener una relación con su celular similar a la de cualquier adolescente. Su teléfono está junto a él durante toda la charla y cuando intentan qui­tarlo de la mesa para que no salga en las fotografías, lo toma y dice: “No, me quedo con mi teléfono”. Después de más de una hora de no tener red porque se cayó en todo el hotel, por fin logra conectarse y aclara: Yiban, edité un pueblo llamado Yiban).

 

Eres un usuario frecuente y pequeño inversionista en la red social de pre­guntas y respuestas, Quora. Leí ahí que duermes mucho.

Sí, soy bastante perezoso. (Se ríe.) Debo lidiar con el jet lag.

Wales ha visitado más de 40 países en los últimos meses como parte de su trabajo con Wikipedia. Actualmente vive en Londres y dice que no extraña la comida de Estados Unidos. “Londres no es la Luna. Hay buenos restaurantes en Londres”.

 

Con respecto a cobrar y hacerte rico o no con tu trabajo, dijiste a The Guardian: “No soy millonario, y qué”. ¿Te conside­ras un filántropo?

Sí. La comunidad de Wikipe­dia en general es muy filántropa; trabajan con mucha pasión para crear este regalo para el mundo y se sienten benevolentes. Les importan los lectores; siempre quieren hacer bien las cosas y piensan en cómo mejorarlas. La gente también está muy interesada en qué pasa en otras partes del mundo, el las len­guas del mundo en desarrollo y en cómo podemos tener mejor acceso para la gente con bajos ingresos. Hay un espíritu filantrópico en la comunidad.

 

Siguientes artículos

Subsidios por desempleo suben en EU al cierre de agosto
Por

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 12,000, a una cifra desestacionalizada de 282,00...