Por Roberto Arteaga y Viridiana Mendoza 

La inversión privada hoy se encuentra falta de incentivos para hacer crecer la economía. Así lo considera Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En entrevista con Forbes México, explicó que hoy la confianza es un factor crucial para que fluya la inversión privada, pues es necesario que existan no sólo anuncios relevantes por parte del gobierno, sino un cambio de ambiente y acciones claras.

Lee también: Inversión pública, la vacuna de la economía mexicana en contra del coronavirus

“El gobierno tiene todo por ganar y nada por perder. Yo espero que no haya un deterioro mucho mayor. Si las cosas siguen como están, pienso que en el mejor de los casos tendremos un crecimiento promedio de 1% para el sexenio. Si se complican por un ejercicio desordenado del gasto o por un evento climático relevante o por un tema impredecible como una epidemia, combinados factores que incluso pueden ser variantes año con año, pues sí podemos mantenernos con un crecimiento negativo a lo largo del sexenio, esto es una tragedia para el país pero hoy se ve poca disposición del lado del gobierno para hacer que las cosas mejoren”, dice el dirigente de Coparmex.

 

Al cierre de 2019, la economía mexicana presentó un retroceso de 0.1% a tasa anual, aún cuando el gobierno anunció en fechas recientes un plan de infraestructura con participación privada y cuando las cifras de IED presentan avances.

De Hoyos explica que los avances en la IED obedecen en gran parte a que hay proyectos de inversión de largo plazo en marcha que apoyan los reportes de inversión extranjera, sin embargo, advierte que puede haber un atolón que tarde en sentirse.

“Cuando empezó la administración hubo un llamado para hacer de la inversión una obsesión y en ese momento se dijo que el país podría crecer 4% a lo largo del sexenio, lo cual implica empezar más abajo pero después crecer mucho más, eso va a ser imposible si no hay una variación abrupta de la confianza”, advirtió.

Con respecto a la postura del gobierno ante el paro de mujeres previsto para el próximo 9 de marzo, el dirigente de Coparmex consideró que el gobierno está teniendo un distanciamiento de los temas que preocupan en lo cotidiano.

“Es una postura desafortunada, el 9M va a ser parteaguas del desconecte del gobierno ante temas que son cruciales”.

Lee la entrevista completa próximamente en la edición impresa de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Más empleo para mujeres en zona OCDE generaría 6,000 mdd de PIB
Por

En promedio en todo el G7, las mujeres representan solo el 30% de la fuerza laboral tecnológica.