El Decadence D´Or, es una creación del francés Olivier Dubreuil, chef pastelero de Sweet Surrender, repostería del hotel Palazzo en Las Vegas.

 

 

Por Mariana Rubio

PUBLICIDAD

 

La ciudad de Las Vegas es conocida por sus excesos. Ya sea en fiestas, shows, juegos o claro, comida. La ciudad del pecado es la reina y señora de lo excéntrico.

Prueba de esto es el cupcake más caro del mundo. El Decadence D´Or, es una creación del francés Olivier Dubreuil, chef pastelero de Sweet Surrender, repostería del hotel Palazzo en Las Vegas.

El suculento postre de precio estratosférico, contiene el exótico frijol criollo porcelana originario de Venezuela, bayas de caviar tahitiano de vainilla y hojuelas de oro comestible. Para terminar de darle el toque de ostentosidad, el chef hace a mano una flor de lis hecha de azúcar, en donde vierte un shot del exquisito cognac Louis XIII Remy Martin.

Y aunque se requieren dos días de antelación para encargar el postre, empleados del lugar aseguran que tiene muchos fans.

Sin duda volvemos a comprobar que Las Vegas jamás dejará de sorprendernos, cuando de ostentosidad, opulencia y lujo se trata.

interior1
Sígueme en @marianarubio

 

Siguientes artículos

Peltre, el regreso a las loncherías tradicionales
Por

Entre los muchos establecimientos de la Condesa, considerados como un lugar tranquilo y cómodo para estar, tomar un café...