La mayoría, inteligente o no, educada o no, aún piensa –esto es un decir– que el debate se trata de estar a favor o en contra de las drogas. Nada más lejos de la verdad. El debate es mucho más sencillo: ¿quién queremos que maneje el mercado de las drogas, las mafias o el Estado?

 

Por Santiago Roel

Los sistemas complejos son interesantes. Se pueden cambiar desde cualquier punto, se deben observar desde afuera y tienen un punto de inflexión que a veces, como avalancha, lo cambian todo. Además son caóticos: una pequeña variable puede tener un gran impacto –la famosa mariposa de Brasil que con su aleteo genera un huracán en el Caribe.

PUBLICIDAD

Se pueden cambiar desde cualquier punto, no necesariamente desde el vértice jerárquico
Hace unos meses, hablar sobre la regulación de las drogas era un grito solitario en un estadio lleno de prejuicios, ignorancia y temor; era ser un necio, un rebelde o un simple loco queriendo ventilar un tema tabú. Hoy, esto ha cambiado. Grace nos conmueve con su epilepsia extrema y la necesidad del aceite de cannabis; SMART (Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante) incita a la Suprema Corte y el ministro Arturo Zaldívar nos sacude con su inteligente proyecto de sentencia a favor de las libertades individuales.

Los sistemas se observan desde fuera
Los analistas extranjeros veían con claridad el problema de México: el mercado negro de las drogas genera violencia y corrupción extrema; por tanto, si México regula resuelve el 80% de su problema.
Es increíble pero muy pocos “especialistas” mexicanos habían querido ver y aceptar esto. ¿Miedo? ¿Ceguera de taller?¿Financiamiento silencioso? ¿Conveniencia de seguir con los clichés? Si lo dudan, asistan a cualquier congreso de seguridad en el país y entenderán a lo que me refiero. Les sugiero tomar un expreso doble para no sucumbir al tedio de lo irrelevante y de lo político-académicamente correcto.

Los cambios son sorpresivos, no graduales
México empieza a mostrarnos un punto de inflexión; empieza a razonar la importancia de regular las drogas como una estrategia de paz. Finalmente parece entender que no podremos avanzar hacia el buen gobierno, el desarrollo social y el crecimiento económico si primero no sacamos a este monstruo de la sala de nuestra casa.

El aleteo de la mariposa
Lo que hoy parece algo inocuo, la medicina para Grace, la libertad de autocultivo para SMART mueven a México en la dirección correcta. Ese aleteo ya ha creado una depresión tropical. Aún no es un huracán, ni siquiera tormenta, pues la mayoría, inteligente o no, educada o no, aún piensa –esto es un decir– que el debate se trata de estar a favor o en contra de las drogas. Nada más lejos de la verdad que eso. El debate es mucho más sencillo: ¿quién queremos que maneje el mercado de las drogas, las mafias o el Estado?

Mientras el padre o madre de familia no capte que sus hijos corren más riesgo en el caos actual que en un mercado regulado y controlado por el Estado, los “líderes” políticos, sociales o religiosos los seguirán engañando con bobadas como “las drogas son malas”.

Sí, para regular las drogas primero tenemos que regular el debate, porque sigue lleno de mentiras, idioteces y, por supuesto, intereses ocultos. Pero México se mueve y a esta pequeña depresión caribeña ya se le suman los frentes fríos más recientes como el triunfo de Trudeau en Canadá, quien está muy a favor de la regulación de la mariguana y de la administración médica en otras drogas.

Tuvieron que ser Grace y SMART, ya que, misteriosamente, los 150,000 muertos, los 26,000 desaparecidos, los 10,000 ejecutados por año, los miles de secuestros y extorsiones, y el ridículo permanente del gobierno en su estrategia fallida, no habían podido levantar ni una tolvanera de cambio. ¡Qué interesante!, un país inmóvil empieza a moverse.


Santiago Roel es fundador del Semáforo Delictivo Nacional, especialista en procesos de cambio, prevención social de la violencia, reforma administrativa y sistemas complejos.

 

Contacto:

Twitter: @semaforodelito

Facebook: Semáforo Delictivo

Página web: Semáforo Delictivo

Semáforo Delictivo en México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Gasoducto: un proyecto que ‘dará luz’ a México y Centroamérica
Por

El gasoducto entre México y Centroamérica tiene entre los beneficiados a los sectores eléctricos y manufactureros. El al...