El Diario de Ideas es una técnica de creatividad que, en algún momento, puede serte útil para la realización de un proyecto. ¿Cómo utilizarlo y sacarle el mayor provecho?

 

 

En una amistosa charla sobre mis actividades laborales, varios de los presentes me preguntaron qué sería lo primero que le recomendaría a una persona que quiere iniciar su propio negocio. Sin pensarlo mucho, respondí: “Creo que todos deberíamos empezar llevando un Diario de Ideas”.

PUBLICIDAD

Permítame explicarle: El Diario de Ideas es una técnica de creatividad en la cual la persona anota todas las ideas, pensamientos, comentarios, etc. con los que se topa a lo largo de un periodo de tiempo sobre un tema determinado, con el fin de llevar un registro que, en algún momento, puede serle útil para la realización de una actividad o proyecto.

Usualmente, muchos de nosotros realiza este tipo de registro de ideas de una manera, digamos, desordenada: anotamos nuestras ocurrencias en papelitos, sobres de correo, envolturas o, para mencionar el cliché, servilletas de papel. El problema es que con el paso del tiempo (a veces de las horas) no sabemos dónde quedó esa frase, dibujo o pensamiento que nos abrió los ojos, nos ofreció una oportunidad o nos clarificó un problema….Para eso está el Diario de Ideas.

Algunas personas utilizan un cuaderno, otras, alguna herramienta electrónica, como la aplicación de notas de su teléfono o una tableta; también existe la posibilidad de que se incline por usar una grabadora de bolsillo. Personalmente, yo prefiero dedicar un cuadernillo o un archivo electrónico específico, de fácil acceso, para anotar estas pequeñas perlas de sabiduría. De esta forma, el cerebro se ve obligado a procesar la idea dos veces: por un lado, lo obliga a ponerla en orden antes de pasarla al papel, y por otro lado, el ejercicio de anotarla colabora a que la idea se “grabe” en el mismo como una impronta.

En su utilización para el emprendimiento, sugiero que el Diario de Ideas sea dedicado exclusivamente a lo relacionado con el proyecto emprendedor (para muchas personas es muy tentador escribir en él casi cualquier asunto). Adicionalmente, sugerimos que sea de fácil acceso y transportación: un tamaño adecuado para poder llevarse en el portafolio o en la bolsa, y tenerlo a la mano cuando las ideas surjan.

Una vez hechas estas precisiones, personalmente recomiendo mucho que el Diario se “adorne” con frases motivacionales relacionadas con el emprendimiento. Tener esas frases a mano cuando se está intentando resolver un obstáculo que parece insuperable puede ayudar mucho a la moral de las personas. Un ejemplo de este tipo de frases son las citas de hombres y mujeres exitosos con las que continuamente nos topamos en la bibliografía y hemerografía del tema y que se han convertido en mentores de muchos emprendedores.

Más allá de los beneficios que este tipo de herramienta tiene en términos de creatividad, en mi práctica profesional he encontrado que proporciona al emprendedor los siguientes beneficios:

  1. Permite llevar un registro de temas de importancia sobre los cuales el emprendedor debe poner atención.
  2. Se convierte en un registro histórico sobre el proceso emprendedor, ya sea para futura referencia o como parte del acervo del proyecto.
  3. Proporciona una línea metodológica para el desarrollo del proyecto.
  4. Es un excelente motivador.

 

 

Contacto:

[email protected]

Twitter: @CIEFTECCCM

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Razones de oro para no ‘ir por la libre’ al vender una propiedad
Por

 Ahora más que nunca, contratar los servicios de un Consultor Patrimonial, hacen la diferencia, pues estos han sido mese...