La artista plástica Marianela Fuentes, creadora de la escultura en gran formato, Ichiro Sacred Being, dio a conocer sus actividades para 2020 y profundizó sobre los detalles de la réplica del Velafronsis Coahuilensis, el dinosaurio más grande que pisó territorio nacional.

La oriunda de Coahuila explicó que todo se detonó a partir del éxito en la inauguración de Ichiro Sacred Being, en el festival de Black Rock City, en Nevada. Dicho encuentro artístico se realiza al aire libre y causó gran impacto entre los asistentes, por lo que la obra ha sido trasladada a diferentes puntos y festivales de la Unión Americana, como el “Catharsis on the Mall” o en la exhibición Eaton, en Washington.

“Aun recuerdo la meditación en la que se generó el concepto, precisamente esa pieza surgió en un retiro en donde tuve la visión de crear una escultura de un dinosaurio, ese mismo día realicé su sketch e inmediatamente entendí que lo mejor sería llenarlo de chaquiras de colores, lo cual lo colmaría de vida, se lo conté a mi socio y amigo, Gustavo Cárdenas Moreno, quien se entusiasmó y pusimos manos a la obra. Así nació Ichiro Sacred Being”, rememoró la artista.

Sobre el itinerario de la colosal estructura, Marianela refirió que pero se quedará en San José, California, hasta noviembre de 2020, en el Children’s Discovery Museum donde está actualmente exhibido, también anunció que está por estrenar la pieza “Tulum”, de la que aún no quiso dar detalles, y en agosto presentará otra obra. Recientemente inauguró el mural “Ta Kutzi Nakawe – Kiekari Muyu Kama” o “La creación del Universo”, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, al evento asistió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y las principales autoridades culturales de la CDMX.

 

Siguientes artículos

Análisis | A 100 días de la crisis del coronavirus, se requiere una respuesta global
Por

El primer paciente del coronavirus en China dio positivo a principios de diciembre. Cien días después, el nuevo virus es...