Una reconocida marca de cerveza ha fichado como embajador a uno de los Djs más renombrados del mundo. ¿Cómo lo hizo y qué busca?

 

 

 

PUBLICIDAD

En la escena de los anuncios de bebidas ya han desfilado todo tipo de personalidades: futbolistas, basquetbolistas, deportistas extremos… Ahora, una reconocida marca de cerveza ha fichado como embajador a uno de los Djs más renombrados del mundo.

Hablar de que una empresa de alimentos o bebidas contrate a un deportista como imagen parece que ya está quedando fuera de la forma de anunciar los productos.

Que Roger Federer tenga contrato con la marca de champagne Moët & Chandon o que la marca de bebidas Gatorade haya lanzado en el 2009 una edición especial de botellas con la imagen de Michael Jordan para conmemorar el ingreso del basquetbolista al salón de la fama de la NBA son casos muy sonados y muy escritos.

Y claro, ni hablar de personajes del espectáculo, que aunque son campañas más cortas y, en ocasiones, con menos impacto, se quedan en los archivos de la historia del marketing (¿alguien se acuerda de una cantante llamada Britney Spears que anunciaba Pepsi?).

Pero que una marca de cerveza se lance con todo con una poderosa campaña viral con uno de los Djs más renombrados del mundo, es para marcar tendencia.

Quien ha dado tremendo salto ha sido, para variar, la cerveza Heineken. Famosa por sus campañas muy al estilo de cámara oculta (cómo olvidar la campaña “The Candidate” o sus cortinillas en la UEFA Champions League), la cerveza originaria de los Países Bajos pareciera que quiere dejar otro precedente con la más nueva campaña en la que aparece uno de los Djs más reconocidos a nivel mundial.

El corto, que lo vi en pasados días como anuncio en una página de noticias de España, se desarrolla en Miami, Florida. Titulado “The Experiment”. Heineken nos muestra dos noches distintas de fiesta en un mismo antro.

El diálogo inicial, entre tomas de avenidas iluminadas y tráfico nocturno, dice: “Si un DJ es aburrido, la gente busca otras cosas para ponerse eufórica”.

En la primera noche, la fiesta es animada por un DJ desconocido. La música suena sin mayor influencia entre los asistentes del lugar, predominantemente personas que rondan los treinta años de edad.

Mientras el barman despacha cervezas, obviamente marca Heineken, un contador en la parte baja de la barra va sumando las botellas despachadas. Al momento en que el reloj marca las 02:00 horas, se detiene el conteo del consumo y la música.

Esa primera noche de fiesta, ante la apatía de los presentes en el bar, se consumieron, según lo presentado en el comercial, 1,078 cervezas.

Después de una pequeña pausa, entramos a ver cómo se la pasaron en la segunda noche. El inicio de esa segunda parte del comercial, de dos minutos y 22 segundos de duración, tiene una gran dosis de suspenso.

Por una puerta trasera se ve que ingresa al lugar un hombre con sudadera de capucha y lentes oscuros. Una gran producción de luces robóticas lo recibe en su tornamesa.

La historia, en esencia, es muy similar a la de la primera parte: gente mucho más eufórica y música mucho más animada. Y por otro lado, un barman que despacha cervezas y va contando las botellas que entrega.

En esa segunda noche los fiesteros asistentes al antro consumieron 632 cervezas, un 58.6% menos que la anterior fiesta.

Aquí es cuando se revelan dos grandes secretos: el escenario se ilumina y el hombre se quita la sudadera y vemos al DJ también originario de los Países Bajos, Armin Van Buuren, presentándose ante la audiencia.

El segundo mensaje es mucho más contundente: el pentapremiado como DJ #1 del Mundo por la revista DJ Magazine, nos da el mensaje: “Cuando la música es buena, las personas sólo quieren bailar. Y cuanto más las haces bailar, menos las haces beber”.

La pantalla remata con la frase “Dance more, drink slow”, lo que nos deja claro que es, de paso, un mensaje de consumo responsable. Incluso, viéndolo de forma más integral, es hasta un mensaje para sus colegas Djs, haciéndolos parte de esa responsabilidad.

¿Qué sigue después de esta campaña “The Experiment”? Seguramente una serie de dos o tres comerciales más con Van Buuren. El DJ es un personaje que les generará buenos resultados, sobre todo si lo que buscaban era entrar en otro público un poco más joven.

Por ahora, sólo queda tener suerte y en una de esas noches de fiesta nos toque ser parte de “The Experiment” con Van Buuren. Digo, ya aquí entre nosotros, lector, pues se vale soñar. ¿O no?

 

 

Contacto:

Sígueme en Twitter: @miguelcolunga1

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Reforma hacendaria ‘inclina’ la cuesta de enero
Por

Los incrementos en impuestos en diversos productos y servicios provocarán que este primer mes del año se registre la inf...