Durante los últimos años, Andrés Manuel López Obrador habría sufrido de dolores de espalda, por lo que, según fuentes cercanas, tuvieron que quemarle los nervios del cuello para esconder el grave problema de dolencia en sus cervicales.

De acuerdo con la columna Historias de Reportero de Carlos Loret de Mola, es por ese dolor que en muchos mítines se le ve encorvado a López Obrador.

Según el periodista, el año pasado la salud del ahora presidente electo se agravó, pero debido a los tiempos electorales López obrador decidió no operarse y optó por que le quemaran los nervios del cuello.

También puedes leer: NAIM podría salvarse si Slim y otros asumen la inversión: AMLO

PUBLICIDAD

“Así el problema no se solucionó de fondo, pero se escondió para que el presidente AMLO no lo sintiera”, escribió Loret de Mola en su columna.

A consecuencia de ello, continúa Loret de Mola, la condición médica del presidente entrante ha estado rodeado de incertidumbre.

De acuerdo con el columnista, Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que se encuentra bien de salud. Aunque reveló que “toma un coctel de pastillas”.

Durante las elecciones los periodistas Raimundo Riva Palacio y Pablo Hiriat revelaron que un grupo de inminentes doctores cubanos de Miami viajaban regularmente al país para atender a López Obrador.

Pemex dice que descubrimiento de campos petroleros ayudará a meta de AMLO

 

Siguientes artículos

papa-francisco
Papa Francisco culpa al diablo de escándalos en la iglesia
Por

"(La Iglesia debe ser) salvada de los ataques del maligno, el gran acusador, y, al mismo tiempo, ser más consciente de s...